Autoridad de Antigüedades de Israel

Un grupo de arqueólogos ha desenterrado una ciudad de 9,000 años, junto a varios de sus objetos cotidianos en las afueras de la ciudad de Jerusalén. El descubrimiento se produjo cuando un grupo de trabajadores construía una nueva vía para la capital.

Los científicos realizaron sus labores de excavación durante un año y medio, y encontraron calles, cementerios e incluso productos que se comercializaban en dicho período, lo que ofrece nueva evidencia de cómo operaba la sociedad en los últimos años de la Edad de Piedra. Según la Autoridad de Antigüedades de Israel, el lugar es uno de los más grandes encontrados hasta la fecha, y su población se estimó entre 2,000 y 3,000 personas.

La ciudad abarcó una buena parte de lo que hoy se conoce como la ciudad de Motza, y está ubicada específicamente 5 kilómetros al oeste de la Ciudad Santa. En declaraciones a Times of Israel, Jacob Vardi, uno de los jefes de excavación de la autoridad, afirmó que el descubrimiento marcaba un “Big Bang” en el mundo de la arqueología. Además, explicó que el neolítico fue un período en el que la población humana aumentó considerablemente las restricciones a la migración y experimentó un proceso de transición hacia los asentamientos indefinidos.

La ciudad neolítica más grande de Oriente Medio

Antes del hallazgo, los arqueólogos creían que toda esta región estaba deshabitada en el neolítico, ya que el sedentarismo era el estilo de vida común, con la caza y la agricultura como actividades principales. En este sentido, Lauren Davis, miembro del equipo arqueológico de la autoridad de antigüedades, afirmó:

Esta es probablemente la excavación más grande de este período de tiempo en el Medio Oriente, lo que permitirá que la investigación avance a pasos agigantados de donde estamos hoy, solo por la cantidad de material que podamos guardar y preservar de este sitio.

Durante la excavación, los investigadores encontraron enormes callejones, edificaciones y lugares donde se enterraban a los fallecidos, lo que dejó claro que, en esta ciudad, los niveles de planificación y organización eran “relativamente avanzados”. Asimismo, se encontraron leguminosas en grandes cantidades, con semillas que mantuvieron sus propiedades durante los últimos milenios.

Este spyware puede eliminar datos de usuarios de los servidores de redes sociales

El comunicado de la autoridad afirma que también se hallaron huesos de animales, lo que indica que los pobladores se dedicaron al cuidado de ovejas, mientras que la caza se redujo a medida que la agricultura se convirtió en la alternativa principal. Los expertos también encontraron puntas de flecha, cuchillos, hachas y herramientas para cortar madera.

Mientras que los trabajos de excavación finalizan, los arqueólogos todavía tienen mucho camino por recorrer. El objetivo es publicar varios artículos sobre el hallazgo, y escoger los objetos que serán colocados en museos para su exhibición.

Más en TekCrispy