En una nueva cacería contra los inmigrantes ilegales, los agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) de EE.UU. están implementando el reconocimiento facial para localizar a los indocumentados.

Luego de que hace unos días el gobierno de Donald Trump anunciara una nueva medida para combatir a los indocumentados en los EE.UU., los diferentes activistas de los Derechos Humanos que protegen a los indocumentados se encuentran en alerta.

ICE y el reconocimiento facial

Hace un mes exactamente, mencionamos que agentes de la ICE y algunos Gigantes tecnológicos como Amazon se estaban aliando con el objetivo de apoyar al gobierno norteamericano a recopilar los datos privados de las personas.

Una acción que se lograría a través del uso de tecnologías como el escaneo de huellas dactilares, reconocimiento facial y/o escaneo ocular para arrestar y deportar a los indocumentados.

En este sentido, se ha conocido que esta medida está siendo aplicada en algunas zonas de los EE.UU. donde agentes del ICE y el FBI han utilizado el reconocimiento facial para detectar a los indocumentados través de las licencias de conducir.

5 claves de esta alianza

De acuerdo a la fuente, todo parte de una ‘petición’ que es realizada por parte de instituciones como el ICE y el FBI para solicitar a los diferentes estados el contenido de la base de datos donde son almacenadas las licencias de conducir, datos que son obtenidos de los registros públicos.

Como parte de este proceso, los agentes se valen de la tecnología de reconocimiento facial para analizar las diferentes licencias de conducir en la búsqueda de alguna coincidencia.

¿Por qué los promotores de conciertos rechazan el reconocimiento facial?

Una acción que hasta el momento ha arrojado 1,000 búsquedas de este tipo, causando preocupación entre los diferentes grupos de activistas quienes advierten que esta cantidad puede aumentar de manera considerable.

Una situación que se acentúa, ya que según la fuente algunas entidades como Utah y Vermon, que otorgan licencias de conducir a inmigrantes –inclusive si son indocumentados—han solicitado colaborar con los agentes.

¿Violación de privacidad justificada?

Como hemos visto, desde los inicios del mandato de Trump, y hasta mucho antes desde los tiempos de campaña, el empresario ha mostrado su rotunda oposición a los inmigrantes, una situación que ahora con el respaldo de algunas compañías tecnológicas y agencias federales ha tomado otro rumbo.

Pues de acuerdo con algunos expertos en seguridad de datos, esta búsqueda no solo está haciendo uso de bases de datos del DMV sin la aprobación del Congreso.

Sino que además, tal y como menciona el director fundador del Centro de Privacidad y Tecnología de Georgetown Law, Álvaro Bedoya, este tipo de búsquedas faciales se llevan a cabo sin el permiso de los residentes, una situación que “es un escándalo y una gran traición de personas indocumentadas”.

Finalmente, y como no es de extrañar, la agencia federal no solo acepta este tipo de procedimientos, sino que además ha dejado en claro que no desea colocar entre dicho este tipo de procedimiento o las técnicas implementadas en esta investigación.

Más en TekCrispy