Auroraceratops rugosus, un dinosaurio del cual se han encontrado gran cantidad de restos, lo que ha permitido a la ciencia caracterizarlo a detalle. Ilustración: Robert Walters.

El descubrimiento de los dinosaurios ha marcado pauta en la reconstrucción de la historia de nuestro planeta. Nadie los ha visto en persona, sin embargo, la ciencia ha podido hacernos una imagen de ellos que parece ser muy verídica partiendo únicamente de sus restos enterrados metros y metros bajo tierra.

Muchas de las especies que se han registrado hasta ahora se conocer a partir de restos bastante escasos, que corresponden cuando mucho a cinco individuos.

Un ejemplo de ello era el Auroraceratops rugosus, que se clasificó en 2005 con apenas un solo cráneo encontrado en el desierto de Gobi, en el noroeste de China. Pero desde entonces, los científicos han logrado dar con muchos más restos de otros ejemplares de esta especie, lo cual les ha suministrado mucha más información sobre este.

Ahora, lejos de ser un modelo construido en base a posibles estimaciones, el Auroraceratops rugosus se encuentra entre los dinosaurios más completamente conocidos, según asegura un artículo reciente publicado en el Journal of Vertebrate Paleontology.

¿Por qué se llama Auroraceratops?

En esta, investigadores de la Universidad de Pensilvania, la Universidad de Pensilvania de Indiana, la Academia China de Ciencias, la Universidad de Agricultura de Gansu y otras instituciones se reunieron para describir la anatomía, edad, preservación y evolución de esta especie.

Entre ellos, se encontraba el autor principal Peter Dodson, un paelontólogo y profesor Escuela de Medicina Veterinaria y Escuela de Artes y Ciencia de Penn, quien comentó lo siguiente en el comunicado oficial de Penn Today:

“Cuando vi por primera vez este animal en 2004, supe al instante que era un tipo nuevo que nunca se había visto antes y estaba muy entusiasmado con él. Esta monografía sobre Auroraceratops es muy esperada”.

Para entonces, Dodson y sus antiguos alumnos le dieron al espécimen el nombre Auroraceratops, que en latín, “la cara cornuda del amanecer”, en honor a la esposa de Dodson, Dawn Dodson (Dawn es una palabra en inglés que significa amanecer).

Luego continuaron el trabajo de búsqueda junto con el científico chino Da-Qing Li, llegando a encontrar más de 80 ejemplares adicionales, tanto de crías como de adultos.

Auroraceratops es un dinosaurio cornudo en el Cretácico

Auroraceratops era bípedo, tenía garras largas y su esqueleto era similar al de un fémur curvado.Ilustración: Scott Hartman.

Auroraceratops vivió hace aproximadamente 115 millones de años como un miembro del grupo de los dinosaurios cornudos (Ceratopsia), al cual también pertenecen los Triceratops.

Sin embargo, Auroraceratops es bastante diferente a este. A pesar de que tiene un volante y pico corto como los dinosaurios cornudos, este no tiene verdaderos cuernos ni la ornamentación craneal que presentan su primo Triceratops. Además, es pequeño, de apenas 1.25 metros de largo y 44 centímetros de alto, y su peso promedio era de 15,5 kilogramos.

Según los investigadores, los últimos tramos del Cretácico los dinosaurios con cuernos pasaron de ser bípedos a ser cuadrúpedos enormes similares a los rinocerontes. Ahora se sabe que su esqueleto es similar al de un fémur curvo, con garras largas y delgadas, dos rasgos que indican de manera inequívoca que era bípedo.

El Auroraceratops es el único dinosaurio con cuernos en el grupo Neoceratopsia, del cual se derivan los ceratopsianos de cuerpo grande, como Triceratops en el período el Cretácico temprano, por lo que este es una especie de excepción para la época.

Al principio, los investigadores lo representaron más como un Psittacosaurus, un ceratopsiano más diferente para poder crear una imagen del Auroraceratops, según indica Eric Morschhauser, uno de los autores.

“Antes de este estudio tuvimos que confiar en Psittacosaurus, un ceratopsiano más distante e inusual, para nuestra imagen de cómo se veía el último ceratopsiano bípedo”.

Sin embargo, los diferentes restos encontrados les permitieron crear “una mejor imagen del punto de partida para los cambios entre los ceratopsianos bípedos y cuadrúpedos“.

Referencia:

Introducing the Mazongshan Dinosaur Fauna. https://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/02724634.2017.1396995

Small horned dinosaur from China, a Triceratops relative, walked on two feet. https://penntoday.upenn.edu/news/small-horned-dinosaur-china-triceratops-relative-walked-two-feet-penn-paleontologists-find