El vino tinto es una de las bebidas famosas más sofisticadas y su preparación comprende un procedimiento clave para obtenerlo de una calidad específica, primordialmente para garantizar que su coloración no se pierda con el tiempo.

La coloración fuerte del vino tinto, que suele dejar manchas muy difíciles de quitar en la ropa, está relacionada con la presencia de antocianos y de taninos en niveles adecuados.

Sustancias similares como el café o el té negro también contienen acido tánico, el cual puede absorberse firmemente en la superficie de la fibra. Esta propiedad ha sido notada por varios especialistas en diseño de equipos electrónicos, y ahora parece ser una alternativa prometedora para fabricar conductores más duraderos para estos.

Ahora un equipo de científicos está considerando la creación de fibras textiles y la inclusión de los ácidos del vino tinto para revolucionar la tecnología portátil, gracias a los hallazgos presentados en una investigación reciente publicada en la revista Small.

Equipos más flexibles con ácido tánico

Hasta ahora, la tecnología portátil ha presentado numerosas fallas de durabilidad. Al doblar de manera repentina los conductores, la conductividad se va reduciendo al producirse pequeñas grietas.

Un equipo de científicos de la Universidad de Manchester ha desarrollado una serie de dispositivos portátiles como sensores de respiración capacitivos y manos artificiales para condiciones extremas mucho más duraderos gracias a la mejora de la flexibilidad de los sensores que los conforman.

En sus experimentos, sumergieron telas en diferentes taninos disponibles en el mercado, así como también en ácido tánico extraído de vino tinto, café y té negro. En ambos casos los resultados fueron muy satisfactorios.

La utilidad del ácido tánico en este campo radica en su capacidad de adherirse a diferentes sustratos flexibles, tal como indican en el artículo:

“El ácido tánico, un mordiente tradicional, se introduce para adherirse a diversos sustratos flexibles, proporcionando una plataforma perfecta para la absorción de catalizador y la posterior deposición sin electricidad (ELD)”.

Utilizando fuentes naturales, los desarrolladores de dispositivos portátiles pueden utilizar telas más cómodas como las elaboradas en algodón, reemplazando así el nylon que es bastante incómodo por su rigidez, optimizando la conductividad.

Este compuesto del vino tinto podría tener efectos antiestrés

Equipos más eficientes, duraderos y económicos

Al incluirlos en la fabricación de los textiles se mejoran las propiedades mecánicas de los materiales con los que los fabricaron. De esta forma, pudieron extender drásticamente la vida útil de los dispositivos portátiles. Otro beneficio que han resaltado es el de permitir que los circuitos se impriman directamente en la superficie de las fibras textiles para hacer una placa de circuito flexible.

El Dr. Xuqing Liu, autor principal de la investigación, dijo:

“Estamos utilizando este método para desarrollar nuevos dispositivos flexibles, transpirables y portátiles. El principal objetivo de investigación de nuestro grupo es desarrollar dispositivos portátiles confortables para una interfaz flexible entre personas y máquinas.

El material conductor tradicional sufre de una unión débil a las fibras que puede resultar en una baja conductividad. Cuando el vino tinto, el café o el té negro se rocían sobre el vestido, será difícil deshacerse de estas manchas. La razón principal es que todos contienen ácido tánico, que puede absorber firmemente el material en la superficie de la fibra. Esta buena adhesión es exactamente lo que necesitamos para dispositivos duraderos y conductores”.

Al adsorberse tan bien el ácido tánico, el revestimiento conductor de las piezas se vuelve mucho más duradero. Así los dispositivos portátiles que se desarrollen con ellas tienen un mayor rendimiento aun cuando se doblen o estiren.

Este beneficio en un aspecto tan primordial como la durabilidad y rendimiento de los dispositivos podría llevarnos a penar que la implementación de este compuesto podría implicar costos más elevados. Sin embargo, el impacto podría ser totalmente contrario: comodidad y solidez a un precio mucho más bajo.

Referencia:

A Nature‐Inspired, Flexible Substrate Strategy for Future Wearable Electronics. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1002/smll.201902440

Más en TekCrispy