Foto: Forbes

Una encuesta realizada por la firma de investigación de opinión pública, RealClear Opinion Research, ha revelado que la mayoría de los ciudadanos votantes de EE.UU. consideran innecesario que los legisladores regulen a los gigantes tecnológicos para ocasionar su “ruptura”.

El resultado contrasta con la opinión de algunos de los principales candidatos a la presidencia del país norteamericano, quienes alegan que Apple, Google, Amazon y Facebook, deben someterse a un proceso de separación a nivel interno, a fin de garantizar una mayor transparencia en los servicios que ofrecen a las personas.

Además, esta medida frenaría el dominio que las grandes compañías de tecnología mantienen dentro del mercado, y el presunto aprovechamiento de su posición para eliminar a sus competidores más pequeños.

En contra de la ruptura

Según la consulta, un 55 por ciento de las personas no apoya el quiebre de Amazon como empresa, mientras que el mismo porcentaje de encuestados dijo que no era necesario aplicar la misma medida a Apple. Con respecto a Google, el porcentaje de rechazo fue del 53 por ciento.

Facebook prohíbe los cuestionarios de personalidad y otras apps similares

Tras los escándalos de privacidad protagonizados por Facebook durante el último año, cualquiera pensaría que las personas apoyan una división del negocio de la compañía. Sin embargo, la encuesta revela que solo un 38 por ciento de los usuarios apoya la acción, mientras que aquellos que consideran innecesario separar a Facebook se ubican en un 48 por ciento. Durante la consulta, realizada a 2,000 personas, los RealClear preguntó si las compañías de Silicon Valley debían separarse por su gran poder e influencia.

La encuesta hace referencia a la propuesta de Elizabeth Warren, candidata presidencial por el Partido Demócrata, quien asegura que Amazon, Google y otras empresas tecnológicas tienen demasiado poder, por lo que su separación garantizaría un entorno competitivo para la nueva generación de firmas tecnológicas. En este sentido, los usuarios más jóvenes (entre 20 y 30 años) consideran que la propuesta de Warren es coherente.

Más en TekCrispy