Foto: Reuters

Luego de varias semanas de incertidumbre sobre el futuro de Huawei, la administración Trump ha confirmado que comenzará a suavizar la sanción contra el fabricante de hardware. Al destacar el progreso de las conversaciones entre China y EE.UU., un importante funcionario norteamericano confirmó que Huawei podrá comprar equipos a compañías estadounidenses, siempre y cuando estas entidades obtengan licencia para ello.

El movimiento no solo representa un éxito para Huawei, sino también para las compañías con sede en EE.UU., las cuales han presionado “a puerta cerrada” a los funcionarios del gobierno para que levanten la prohibición. Asimismo, el anuncio es una continuación de la tregua que EE.UU. y China anunciaron oficialmente tras la Cumbre del G20.

Ciertas condiciones aplican

El día de ayer, Wilbur Ross, secretario de Comercio de EE.UU., afirmó que la Casa Blanca otorgaría licencias a las empresas para vender sus productos a Huawei bajo ciertas limitaciones. A través de un comunicado, el funcionario dijo:

Para implementar la directiva de la cumbre del G20 del presidente hace dos semanas, el Departamento de Comercio de los Estados Unidos emitirá licencias donde no exista una amenaza para la seguridad nacional de los Estados Unidos.

Ross aclaró que la compañía china no saldría de la lista negra de entidades de EE.UU., por lo que las empresas estadounidenses aún deberán formalizar la solicitud de licencia. En mayo, el presidente Donald Trump dijo que estas compañías debían solicitar una licencia para comercializar con Huawei. Esta medida se produjo tras el colapso de las relaciones con China.

Operadoras rurales de EE.UU. buscan reemplazar equipos de red Huawei

Aún falta claridad

Cuando Trump anunció la tregua con Beijing, hace dos semanas, no explicó cómo las empresas estadounidenses podrían continuar vendiendo sus productos al fabricante chino. Lo único que deja claro el anuncio de Ross es que los productos que se consideren como un riesgo para la seguridad nacional, no tendrán aprobación para la comercialización. En este sentido, el suministro de chips de Intel para las redes móviles 5G de Huawei podría verse afectado.

En todo caso, no se sabe hasta cuándo la prohibición estará “suavizada”, lo que deja abierta la posibilidad a que las licencias comiencen a revocarse si las negociaciones entre China y EE.UU. vuelven a detenerse.

Más en TekCrispy