A lo largo de los años se han creado historias tan buenas y que han calado tan bien en el colectivo que resulta muy atractivo rehacerlas en una nueva versión, de forma que estas continúen siendo tendencia en el mundo del cine y el teatro.

Es cierto que existen muchas personas a las que no les gustan los remakes porque son “diferentes a la historia original”, pero ese precisamente es el secreto, pues si la historia se rehace, es para tratar de ofrecer algo que antes quizás no se había tomado en cuenta, como alguna temática o alguna subtrama de la historia.

Últimamente estas reinterpretaciones han traído muchísima polémica, pues hay diferencias notorias entre la historia original y el remake, y estos fans no están para nada de acuerdo. Esto sucedió, sobre todas las cosas, con la elección del casting para darle vida a ciertos personajes, los cuales vamos a mencionar a continuación.

Ariel

Esta es la polémica más reciente y que más ha causado revuelo en las redes sociales, pues quizás todos conocemos a la Ariel original de 1989, una sirenita caucásica y pelirroja que tenía una voz melodiosa que era la envidia de todos bajo el mar. 

Sin embargo, la Ariel del live action de esta película solo coincide con la original en cuanto a su increíble voz, pues la actriz encargada de interpretar a este personaje es Halle Bailey, una chica que canta en el dueto ‘Chloe x Halle’ y que también ha participado en la serie ‘Grown-ish’, el spin-off de ‘Black-ish’.

Esta decisión tiene al mundo de cabeza. Sin embargo, Disney, el estudio responsable de la producción, ha mantenido su decisión debido a que vieron a Halle características que son perfectas para interpretar a Ariel además de su voz, como su dulzura y su gran casting. Así lo expresaron en un comunicado emitido a través de Freeform:

“Sí. El autor original de ‘La Sirenita’ era danés. Ariel es… una sirena. Vive en un reino bajo el mar en aguas internacionales y puede nadar donde ella quiera (aunque eso moleste a Tritón). Pero por el avance del debate, vamos a decir que, efectivamente, Ariel es danesa. La sirenas danesas pueden ser negras porque la gente danesa puede ser negra. Ariel puede escabullirse a la superficie en cualquier momento junto a sus amigos Scuttle y Sebastian, el cangrejo ‘ejem’ jamaicano. Los daneses negros y, por supuesto, los tritones pueden ‘genéticamente’ tener el pelo rojo. Pero, alerta de spoiler: Ariel es un personaje de ficción. Así que si después de todo lo dicho aún no puedes asimilar que la elección de la increíble, sensacional y talentosa Halle Bailey es justa tras su gran casting porque ‘no se parece a la de la película de animación’, chico, tenemos noticias para ti… sobre ti.”

Hermione

En el año 2016 la noticia de que se realizaría una obra de teatro en Broadway acerca del famoso Harry Potter titulada ‘Harry Potter and the Cursed Child’ causó revuelo. Sin embargo, la temática de la obra no fue el causante de la polémica, el detonante fue la noticia que la actriz Noma Dumezweni interpretaría a la Hermione Granger adulta.

El universo de Harry Potter tiene muchos fans, por lo que complacerlos a todos es complicado, así que surgieron muchísimas quejas acerca de esta decisión de casting. Tanto se habló del tema, que la propia J.K. Rowling decidió emitir un comentario que pusiera fin al asunto:

“He decidido no molestarme demasiado al respecto y simplemente declarar firmemente que Hermione puede ser una mujer negra con mi absoluta bendición y entusiasmo. Dumezweni es la mejor actriz para el trabajo.”

Además, en los libros nunca se especificó que Hermione fuera blanca. La propia autora se encargó de twittearlo en su momento:

Starfire

Teen Titans son un grupo de jóvenes superhéroes que se encargaban de mantener el mundo seguro. La historia original pertenece a DC Comics, pero a partir de ahí han salido varias versiones de la misma, como las series de animación de Cartoon Network ‘Teen Titans’ y ‘Teen Titans Go’. 

Sin embargo, una serie live action de esta franquicia, titulada ‘Titans’ levantó una vez más una ola de críticas debido a su elección en el cast de la pelirroja Starfire, personaje que esta vez sería interpretado por Anna Diop.

A pesar de todo, el tema del color de piel de la actriz no fue el que causó más revuelo, sino las decisiones de maquillaje y vestuario, pues eran completamente diferentes a los del personaje original. Incluso los colores de los poderes eran distintos en la serie y en el cómic.

Aquaman

Este ha sido un caso interesante en cuanto lo que ya hemos venido reseñando, pues el personaje de Aquaman original de DC Comics definitivamente difiere con respecto al planteado en las últimas producciones cinematrográficas live action en cuanto a todos los aspectos. Sin embargo, y a pesar de las diferencias, no hubo tanta polémica al respecto.

El Aquaman planteado en los cómics es un hombre rubio que, en sus primeras apariciones, se describe como una persona amable y amigable, pero en posteriores entregas, se fue convirtiendo en un hombre sombrío y distante.

En el caso de la película live action, es totalmente diferente. Este es un Aquaman fornido, moreno, lleno de tatuajes con una gran barba y que se comporta rebelde con una actitud de rockstar, muy similar a la personalidad real de su intérprete, Jason Momoa.

Esta es la primera aparición en carne y hueso de este superhéroe de DC en la pantalla grande, por lo que no habían más comparaciones además de la ya existente en el cómic, pero como mencionamos anteriormente, no obtuvo malas críticas. Al público pareció encantarle la idea de cambiarle la personalidad al Aquaman original para darle más protagonismo de la serie, demostrando que esta fue una gran decisión con respecto a vestuario y casting.

Pero… ¿Por qué?

La incorporación de personajes negros al mundo del espectáculo cada vez se hace más seguido, de forma que tengamos un cine más inclusivo que abarque mucho más de lo que se ha estado mostrando en pantalla desde hace años. Si bien esto es imperativo en esta época, puede que realmente no sea la única razón.

De hecho, el marketing siempre es un elemento imprescindible en este mundo, por lo que prestarle atención a las reacciones de las personas se ha convertido en un arte. Así, podemos concluir que con decisiones como estas, se matan a dos pájaros de un tiro: nos encaminamos a un mundo más inclusivo y, mientras eso pasa, se crea la polémica suficiente como para que las personas estén atentas y con mucha expectativa. 

Lo cierto es que no vamos a dejar de llevarnos sorpresas cuando de remakes se trata, así que, como la buena audiencia que somos, continuaremos expectantes con respecto a los que nos depara el futuro del espectáculo.

Más en TekCrispy