El Sistema Nacional de Salud de Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés), anunció una primicia mundial. Se trata de su asociación con Amazon que permitirá ofrecer consejos médicos a través de Alexa.

La asociación entre el Departamento de Salud y Amazon está pensada para facilitar información y atención médica a aquellas personas que no tienen acceso fácilmente, como ancianos, personas invidentes entre otros.

El secretario de salud, Matt Hancock, dijo: “Una tecnología como esta es un gran ejemplo de cómo las personas pueden acceder al asesoramiento confiable y líder del NHS desde la comodidad de su hogar, reduciendo la presión sobre nuestros médicos y farmacéuticos que trabajan arduamente”.

Servicio de salud gratuito a un comando de distancia

Las personas que no cuenten con la posibilidad de conectarse  a Internet o no sean muy amigos de las herramientas tecnológicas podrán comunicarse con Alexa fácilmente o a través de la aplicación en caso de que no cuenten con el dispositivo inteligente Amazon Echo, señala el secretario de salud.

Lo mejor de todo es que esta asociación permitirá acceder a información de salud confiable y veráz, ya que Amazon está conectada con la base de datos del sitio web de NHS.

Con solo realizar preguntas como: “Alexa, ¿cómo trato una migraña?”; “Alexa, ¿cuáles son los síntomas de la gripe?”; y “Alexa, ¿cuáles son los síntomas de la varicela?”, obtendrás las respuestas adecuadas.

De esta manera el departamento de salud ofrece información confiable y reduce la presión sobre el NHS.

Corta todas las búsquedas en línea, lo que puede ser una experiencia traumática para muchas personas, especialmente para las personas discapacitadas o que no están familiarizadas con la tecnología. Los altavoces inteligentes como Alexa son sin duda de alta tecnología, pero están diseñados de una manera que le permite tener una conversación con ellos, haciéndolos menos difíciles de usar.

De momento se desconoce si la integración de NHS estará disponible para Alexa fuera de Reino Unido.