Foto: Reuters

Un tribunal federal de apelaciones de EE.UU. ha dictaminado que el presidente Donald Trump no puede bloquear a sus críticos desde su cuenta de Twitter, asegurando que la Primera Enmienda de la Constitución del país exige mayor libertad de expresión con respecto a temas de interés público.

El juez Barrington D. Parker, del segundo tribunal de apelaciones de EE.UU. en Manhattan, confirmó que el mandatario viola la constitución cada vez que bloquea a un usuario de la red social. En este sentido, la autoridad afirmó:

La ironía de todo esto es que, nuestra decisión se produce en un momento de la historia de esta nación en el que la conducta de nuestro gobierno y sus funcionarios está sujeta a un debate amplio y sólido.

El tribunal considera que cualquier crítica es una posibilidad para debatir y que, por muy incómoda que resulte la opinión en contra, es algo positivo para la libertad de expresión. La institución afirmó que, con esta apelación, envían un mensaje claro a los ciudadanos sobre lo que realmente significa la Primera Enmienda, y es básicamente “más discurso, no menos”.

¿Quién demandó en primer lugar?

Varios usuarios que fueron bloqueados por la cuenta de Twitter @realDonaldTrump, demandaron al mandatario en 2017. La demanda fue presentada por el Instituto de la Primera Enmienda de Knight, de la Universidad de Columbia, y argumentó que el bloqueo de cuentas violaba el derecho de los ciudadanos a interactuar con funcionarios en un entorno público, según la constitución.

'Bond 25' se retrasa de nuevo a causa de "explosión controlada" que ocurrió en el set

La disputa ha buscado esclarecer si la cuenta del mandatario, que era operada por el propio Trump antes de ser presidente, aún sigue siendo una cuenta privada o representa la opinión de la Casa Blanca. Asimismo, la demanda buscaba determinar si la red social Twitter había creado una especie de foro público a través de su diseño web, lo que facilitaría la discusión.

Aunque la Casa Blanca apeló la medida, el fallo emitido hoy asegura que la cuenta de Trump cumple con todos los requisitos de una cuenta oficial y administrada por el estado. En este sentido, el tribunal afirma que se trata de una tribuna que cuenta con una amplia participación del gobierno, por lo que se considera una violación a la constitución cualquier bloqueo de opiniones.

Más en TekCrispy