El estrés, el cansancio y la tensión cognitiva en general, hacen que sea mucho más difícil para nosotros ignorar las señales en el entorno para obtener algo gratificante, como los brillantes letreros de neón de comida rápida.

Todos tenemos impulsos que nos gustaría manejar mejor, pero para las personas que están tratando de hacer dieta, dejar de fumar o abandonar algún otro mal hábito, una nueva investigación indica que el cansancio, el estrés o cualquier otra merma de recursos mentales, pueden dificultar resistirse a las señales tentadoras y, por lo tanto, cumplir con su decisión.

¿Te marean las curvas?, esta es la razón por la que sientes ese malestar

Autocontrol

La atención visual se rige principalmente por procesos ascendentes, es decir, factores externos y peculiaridades de la información en el mundo circundante. Es por eso que los objetos físicamente distinguidos atraen la atención, principalmente colores brillantes, letreros de neón y eslóganes fuertes.

Por supuesto, los procesos descendentes también regulan la atención: por un lado, ayudan a desviar la atención de la información irrelevante, incluso si en apariencia atrae, y por el otro, puede fortalecerla.

El estudio muestra que las personas necesitan acceso a al menos una parte considerable de sus procesos de control cognitivo para poder bloquear las distracciones o tentaciones del entorno.

Este último funciona si el estímulo seleccionado está asociado con la recepción de una recompensa importante. Por ejemplo, es probable que una persona con adicción al alcohol se sienta atraída por el brillante letrero de un bar, incluso si toda su atención está dirigida a encontrar una lavandería.

En este sentido, el papel de la remuneración en los estímulos que distraen, así como la capacidad de control de su impacto, no se comprenden completamente. Con el propósito de profundizar en estos puntos, un equipo de investigadores de la Universidad de Nueva Gales del Sur, en Australia, realizó un experimento en el que participaron 30 voluntarios.

Prestando atención

En la prueba, el equipo hizo que los participantes miraran una pantalla en la que se mostraban varias formas, incluido un círculo colorido. Su tarea era ubicar y mirar una forma de diamante en la pantalla, y si tenían éxito, se les daría dinero. Sin embargo, si observaban el círculo de color, que representaba la parte de la distracción / tentación, no recibirían recompensa.

Para hacer las cosas aún más difíciles, a los participantes se les dijo que la presencia de un círculo azul en la pantalla significaba que se les pagaría más si completaban con éxito la tarea del diamante, contrario a si se mostraba un círculo naranja.

Valiéndose de tecnología de seguimiento ocular, los investigadores rastrearon la mirada de los participantes. El equipo ejecutó una versión de carga de memoria baja y una versión de carga de memoria alta del experimento.

Las personas que están cansadas, bajo estrés o cualquier otra tensión cognitiva tienen mayor dificultad en ignorar las distracciones o tentaciones del entorno.

En la versión de carga de memoria alta, también se les pidió a los participantes que memorizaran una secuencia de números mientras realizaban la tarea. Esta configuración se usó para obtener un mayor aprovechamiento de los recursos cognitivos de los participantes, y para ver cómo esto afectó su capacidad para realizar la tarea del diamante.

Estímulos que distraen

Los resultados de la prueba sugieren que las personas necesitan acceso a al menos una parte considerable de sus procesos de control cognitivo para poder bloquear con éxito las distracciones o las tentaciones del entorno.

Este mecanismo, irónicamente, parece hacer que sea más difícil ignorar las señales con respecto a los hábitos o comportamientos que desea cambiar, porque está prestando atención a cambiarlos específicamente. Esto también podría explicar por qué a las personas les resulta más difícil concentrarse en hacer dieta o vencer a una adicción si están bajo mucho estrés.

De este modo, los científicos demostraron que las propiedades seleccionadas de los objetos que distraen, y qué recompensa tienen, afectan la distribución de la atención, y este efecto aumenta en caso de una gran carga de trabajo de la memoria operativa.

5 maneras de aumentar tu pensamiento creativo

De esto, los autores concluyen que la distribución de la atención en la dirección de los estímulos que distraen no es un proceso puramente ascendente: se debe en parte a las peculiaridades de los procesos descendentes de atención y al trabajo de las funciones ejecutivas (memoria operativa).

Presumiblemente, esto se debe al hecho de que, para una distribución eficiente de la atención, la memoria operativa no debe estar completamente cargada, y en el caso de que esto suceda, el control sobre las funciones ejecutivas se vuelve insuficiente, lo que lleva al hecho de que los estímulos que distraen llamen más la atención.

Referencia: Capture and Control: Working Memory Modulates Attentional Capture by Reward-Related Stimuli. Psychological Science, 2019. https://doi.org/10.1177/0956797619855964

Más en TekCrispy