FOTO: Nikkei Asia

El motor de búsqueda chino Baidu se asocia con Toyota Motor Corp, para trabajar en proyectos vinculados con inteligencia artificial y vehículos autónomos.

Asimismo, la compañía anunció su convenio con Geely.ul, según Reuters. Esta asociación contribuirá a implementar la plataforma Apollo, desarrollada por Baidu para conducción de vehículos autónomos.

Apollo minibus

Apollo es una plataforma open-source (código abierto), que implementa machine learning (aprendizaje automático) y puede ser implementado por compañías automotoras para desarrollar su propio sistema de conducción para vehículos autónomos.

En este sentido, Toyota utilizará Apollo Minibus para sus vehículos eléctricos e-Palette en el futuro. Además ambas compañías trabajarán para explorar más usos de las tecnologías de conducción autónoma, dijo Li Zhenyu, vicepresidente de Baidu.

Con Toyota Motors, ya son 135 el número de compañías que implementan la plataforma Apollo de Baidu, incluyendo a Volkswagen, Ford Motor, Intel, Nvidia, Volvo entre otras.

El objetivo de estas compañías es desarrollar coches eléctricos y autónomos de nivel 4, es decir que no necesitan de supervisión humana para conducir.

En cuanto a la asociación con Geely, el CEO de Baidu, Robin Li y el presidente de Geely, Li Shufu, dijeron en Baidu Create 2019, que esta asociación permitirá la cooperación en aplicaciones de inteligencia artificial, como conectividad inteligente y movilidad inteligente.

Sprint y OnePlus podrían presentar el OnePlus 7 Pro 5G

Esfuerzos de Toyota en el desarrollo de coches autónomos

Toyota trabaja en el desarrollo de vehículos autónomos y eléctricos desde hace un par de años, parte de sus esfuerzos recientes incluyen un software de autoconducción con Uber Tecnnologies, un vehículo autónomo para paseos en Uber que podría salir en 2021, según Asia Nikkei.

Del mismo modo, Toyota también desarrolló el Toyota Research Institute en Estados Unidos y una unidad de desarrollo en Tokio.

China, el principal mercado de coches autónomos

China es uno de los principales países que ha invertido en el desarrollo de tecnologías para coches autónomos y eléctricos, y los fabricantes de vehículos y tecnológicas se enfocan en este mercado, no solo por su crecimiento, sino por las recientes diferencias entre Estados Unidos y el país asiático.

Pero eso no es todo, pues según PricewaterhouseCoopers, se estima que el 20% de todos los vehículos nuevos vendidos en China en 2030 superará con creces el 10% previsto para los EE. UU.

Asimismo, el analista con sede en Londres IHS Marking cree que alrededor de 14.5 millones de autos autónomos se venderán en China para el 2040.

Definitivamente estimaciones optimistas que sin duda motivan a los grandes compañías automotoras a apostar por el principal competidor comercial de Estados Unidos.

Más en TekCrispy