Foto: Reuters

La administración Trump celebrará una cumbre de redes sociales en la Casa Blanca el próximo jueves, sin embargo, dos de las compañías más importantes de este sector no figuran entre los invitados: Facebook y Twitter.

Fuentes anónimas dijeron a CNN que la cumbre incluye una sesión de denuncias de políticos de derecha sobre el contenido político que se difunde a través de estas plataformas. De hecho, una de las razones por las que Trump habría decidido no invitar a Facebook y a Twitter al evento podría ser el presunto sesgo político que sus redes sociales tienen en contra de los conservadores.

En junio pasado, Trump declaró en una entrevista que Twitter le impedía transmitir sus mensajes, y que detrás de estas acciones estaban los demócratas. Sin embargo, el presidente es uno de los usuarios más famosos de la plataforma, con más de 61.8 millones de seguidores actualmente. Además, no hay ninguna evidencia de los seguidores de Trump estén bajo manipulación constante por parte de Twitter.

Facebook no será complaciente con gobiernos que quieran obtener datos "a la fuerza"

Los extremistas asistirán a la cumbre

De momento, la Casa Blanca no ha emitido un anuncio oficial sobre los invitados a la cumbre, pero varios de los asistentes han publicado sus invitaciones en las plataformas de Internet. Casi todas estas entidades han mostrado en el pasado posturas políticas favorables a Trump, pero la invitación que más ha llamado la atención ha sido la de Research Media Center, una organización conservadora que ha levantado su voz para criticar la homosexualidad, la existencia de “transamericanos” y promover el racismo.

Otro de los invitados polémicos al evento es Charlie Kirk, el líder conservador del grupo universitario Turning Point USA, que estuvo en el centro de la controversia después de que uno de sus integrantes declarara que las acciones de Adolfo Hitler eran aceptables dentro de Alemania, y que su único problema fue la pretensión de invadir otros países.

Hasta ahora, Facebook, Twitter y la Casa Blanca se han negado a emitir comentarios sobre el informe de CNN.

Más en TekCrispy