Cuando vamos descalzos por casa, es común que tropecemos con algún mueble y nos golpeemos el dedo pequeño del pie. Otro accidente común y doloroso dentro de casa es pisar algún objeto puntiagudo, como un tornillo, un zarcillo, algún objeto con puntas e incluso restos de madera.

A propósito de ello, muchas veces hemos escuchado sobre las astillas de madera que se incrustan en nuestra piel al hacer algún trabajo que involucre este material, tocar árboles o simplemente estar de mala suerte. El hecho es que un hombre brasilero parece haber innovado y se lastimó el pie con una astilla, pero no precisamente de madera.

Un astilla de cabello en el pie

A finales del mes de junio de este año, la revista The Journal of Emergency Medicine publicó un artículo científico que reseñaba una historia muy curiosa.

En Brasil, un hombre de 35 años se acercó a un centro de salud luego de haber experimentado durante varias horas un dolor en su piel derecho, que parecía empeorar a medida que caminaba.

Según señala el informe, el paciente no había sufrido ninguna lesión en el pie o el tobillo recientemente, y tampoco parecía haber nada malo a simple vista cuando los médicos lo examinaron.

“Un hombre blanco de 35 años de edad, previamente sano, presentó una historia de 8 horas de dolor en el talón derecho que empeoró al caminar. No había habido lesión previa en el pie o el tobillo. En el examen físico no se encontraron anomalías (cuerpo extraño, hinchazón o deformidad)”.

Profundizando en el caso, le pidieron al hombre que caminara de puntillas y luego con sus talones, siendo esta ocasión en que sintió y reportó el dolor en su talón derecho.

Los peces sienten pena y dolor como otros animales
Pie del paciente con el vello incrustado. Fuente: Elsevier (2019)

Entonces procedieron a examinarlo con una lente de aumento y encontraron que lo que le estaba causando el dolor al paciente era una sola hebra de cabello que penetraba la piel de su pie como una astilla. Tomaron unas pinzas y retiraron la hebra, que medía 10 milímetros de largo.

Después de que retiró el pelo del talón, inmediatamente el hombre sintió alivio del dolor.

El diagnóstico fue Pili migrans cutáneo

Los médicos le diagnosticaron pili migrans cutáneo, una condición muy rara en la cual una hebra o un segmento de cabello puede causar lesiones en una persona al incrustarse en la superficie de su piel.

Cuando el cabello penetra en la piel, va desplazándose poco a poco hacia su interior siguiendo un “patrón progresivo”, como señalan en el informe, a causa del movimiento y la presión del peso del cuerpo sobre este. Una vez dentro, el pelo aparece como una línea negra o un hijo debajo de la piel.

Los autores explican que el dolor era causado por la estimulación de las terminaciones nerviosas en la capa superior de la piel que ocurría cuando el hombre caminaba.

Los médicos deben ser conscientes de esta inusual reacción de cuerpo extraño en pacientes con malestar en las plantas de los pies“, concluyen con su informe.

Una investigación publicada en 2016 en Medical Journal Armed Forces India, informó que hasta entonces solo se habían reportado 26 casos de pili migrans cutáneo en los últimos 60 años.

Referencia:

A Man with an Unusual Foreign Body. https://www.jem-journal.com/article/S0736-4679(19)30342-7/fulltext

Más en TekCrispy