Foto: Reuters

Desde que el presidente de EE.UU., Donald Trump, dijo que levantaría la prohibición comercial que mantiene actualmente contra Huawei, la situación parece estar mejorando para el gigante tecnológico chino.

Un nuevo informe de The Guardian ha revelado que la compañía con sede en Shenzhen colaborará con los principales proveedores de telecomunicaciones del Reino Unido a desarrollar sus redes 5G. En concreto, Vodafone, O2, EE y Three, son los operadores que han adjudicado contratos a la compañía china, pese a los cuestionamientos que la tecnología ha recibido de parte de los reguladores y agencias de seguridad de varios países del mundo.

Huawei respira

A finales de mayo pasado, las redes 5G de EE comenzaron a operar en seis ciudades del país, mientras que Vodafone lanzó su servicio de conectividad 5G para siete ciudades, incluyendo Liverpool, Londres, Cardiff, Manchester, Glasgow, Birmingham y Bristol. El informe revela que Huawei colaboró durante todo el despliegue de las redes en al menos seis de estas ciudades.

Por su parte, se conoció que EE, O2 y Three han otorgado contratos a Huawei para desarrollar redes 5G, sin embargo, todas estas compañías han pedido a Huawei enfocarse únicamente en el desarrollo de elementos esenciales, como los sistemas de radio que facilitan la comunicación inalámbrica.

En todo caso, el gobierno británico debe confirmar si permitirá que el fabricante chino siga adelante con estas asociaciones para desarrollar infraestructura 5G en el país. Han pasado varios meses desde que las acusaciones contra el presunto espionaje chino por parte de Huawei se intensificaron, sin embargo, hasta la fecha, no se ha proporcionado evidencia sólida de tal actividad.

EE.UU. parece estar consciente de que continuar con el bloqueo hacia la compañía sólo intensificará su guerra comercial con China, la cual ha resultado en pérdidas considerables para ambos países. La semana pasada, con motivo de la Cumbre del G-20, los máximos representantes de Washington y Beijing acordaron una tregua en esta disputa, y parece que Huawei está comenzando a sacar ventaja de la decisión.