Foto: Jalopnik

Los gigantes de la industria automotriz, Volkswagen (VW) y Ford, han firmado un acuerdo para compartir tecnología de coches autónomos y eléctricos. Fuentes vinculadas a la asociación dijeron a Reuters que VW compartirá su plataforma de coches eléctricos MEB con Ford, y el próximo 11 de julio se llevará a cabo una reunión interna sobre dicha alianza.

En enero pasado, ambos fabricantes de coches anunciaron planes para compartir su tecnología, lo que les permitiría desarrollar de manera conjunta furgonetas, camionetas y otros vehículos comerciales. En ese momento, se especuló mucho en torno a la idea de que VW otorgara a Ford el acceso a su tecnología MEB, la cual se basa en un repositorio de piezas y un kit de desarrollo para coches eléctricos.

Ford incrementa su interés en la conducción autónoma

A pesar de que Ford fue un líder claro del sector de los automóviles híbridos en su momento, recientemente la compañía se ha mantenido al margen de la electrificación de los coches. Como VW si es un jugador clave de este sector, el anuncio de enero pasado planteó la duda sobre el posible uso de MEB por parte del fabricante estadounidense.

¿El futuro de los coches autónomos es una utopía?

El informe de Reuters también aseguró que la alianza entre VW y Ford incluirá un trabajo colaborativo para desarrollar tecnología de conducción autónoma. Recientemente, se conoció que VW finalizaría su contrato con Aurora, una startup de conducción autónoma, para aliarse con la startup rival respaldada por Ford, Argo.

MEB, o Modularer E-Antriebs-Bakausten, es una plataforma que tiene como objetivo facilitar la adopción de coches eléctricos en la industria. En principio, fue desarrollada con la premisa de ofrecer una alternativa flexible para configurar el diseño de este tipo de coches. Asimismo, facilita la creación de vehículos de diferentes tamaños, cuyas baterías también varían en dimensión.

La asociación con Ford forma parte de un plan ambicioso de VW para trabajar con los gigantes del sector. Por su parte, Ford parece haber quedado atrás con respecto a sus rivales más cercanos en la fabricación de coches eléctricos, y este acuerdo es un paso importante pare recuperar el terreno perdido.

Más en TekCrispy