Una de las razones principales por la que los usuarios de Internet prefieren a Firefox es la privacidad. Sin embargo, la característica DoH (DNS-over-HTTPS), recientemente implementada en el navegador y aún en fase de pruebas, ha causado gran controversia entre los proveedores de Internet de todo el mundo.

Ahora, la Asociación de Proveedores de Servicios de Internet del Reino Unido (ISPA, por sus siglas en inglés), ha nominado al navegador web como uno de los “Villanos de Internet” del 2019. La ceremonia de premiación se llevará a cabo el próximo 11 de julio, y entre los compañeros de Mozilla en esta nominación, se encuentra el presidente de EE.UU., Donald Trump.

Según ISPA, el estándar de seguridad DNS implementado por Firefox permitirá a los usuarios omitir sus responsabilidades de filtrado de datos en el Reino Unido, así como también eludir los controles parentales. De esta manera, Mozilla estaría atentando contra las reglas de seguridad en línea del país.

¿En qué consiste este protocolo?

Cuando un usuario visita un sitio en Internet, incluso si se trata de una web habilitada para HTTPS, la consulta de DNS que transforma la dirección web en una IP que los ordenadores pueden leer, no posee encriptación. De esta forma, el estándar de seguridad es implementado directamente en la aplicación, convirtiendo a Firefox en el primer navegador web en aplicar un protocolo DNS sobre HTTPS.

El hecho de que la DNS esté cifrada, también habilita una capa extra de seguridad en las solicitudes DNS, haciendo que la experiencia de navegación sea mucho más rápida para los usuarios. Sin embargo, ISPA está en desacuerdo con este sistema, porque presuntamente viola las normas británicas de bloqueo de sitios web.

Además de Mozilla y Trump, el controvertido Artículo 13 de la Directiva sobre Derechos de Autor de la Unión Europea también aparece en la lista. Según ISPA, la regla amenaza la libertad de expresión en Internet porque exige tecnologías de reconocimiento de contenido.