Foto: IBM

Un grupo de investigadores del laboratorio de Inteligencia Artificial (IA) de IBM, en Zúrich, Suiza, ha presentado un nuevo sistema de detección química basado en IA para la clasificación de líquidos. Llamado “Hypertaste”, y fue desarrollado para situaciones en las que se necesita un análisis químico minucioso, pero las condiciones económicas impiden enviar una muestra al laboratorio.

La posibilidad de distinguir entre alimentos y bebidas es una tarea cotidiana para los seres humanos, sin embargo, las máquinas no pueden realizar las pruebas de sabor que muchas veces necesitan los científicos e ingenieros informáticos. Hasta ahora, solo existen dos tipos de herramientas de IA para realizar análisis químicos de líquidos: portátiles que ofrecen información limitada sobre el material analizado, o sistemas de gran tamaño que se utilizan exclusivamente en grandes laboratorios industriales.

Una herramienta multi-industria

Hypertaste fue desarrollado para comprobar los productos químicos a través de varios sensores pequeños creados por IBM. Cada sensor se compone de dos electrodos recubiertos de polímeros especiales y sensibles a nivel químico. Cuando entran en contacto con líquidos o compuestos, estos sensores generan una señal eléctrica.

IA podría controlar dispositivos inalámbricos de forma remota y en tiempo real gracias al 6G

A través de una publicación en el blog de IBM, Patrick Ruch, uno de los autores del sistema, afirmó:

La mayoría de los líquidos de uso práctico son complejos, lo que significa que comprenden una cantidad bastante grande de compuestos químicos, ninguno de los cuales puede servir como un identificador por sí solo (…) Al construir una serie de sensores sensibles a la cruz, se puede obtener una señal holística, o huella digital, del líquido en cuestión.

Una de las aplicaciones que IBM plantea para esta tecnología es analizar la calidad del agua de los ríos. Además, podría utilizarse para hacer un seguimiento de los productos falsificados o perecederos enviados a través de una cadena de suministro de alimentos “no confiable”.

Entre las múltiples ventajas de Hypertaste, destaca la versatilidad de la tecnología. Debido a que el análisis químico se lleva a cabo a través de un modelo de IA basado en la nube, basta con actualizar o modificar el algoritmo principal para que el sistema detecte un nuevo tipo de líquido.

Más en TekCrispy