Samsung se está enfrentando a un nuevo reto, y no se trata de una innovación, sino de una acusación por parte de la Comisión Australiana de Competencia y Consumidores (ACCC) por utilizar publicidad engañosa en sus equipos Galaxy.

En los últimos tiempos, Samsung ha implementado una serie de propagandas o esquemas publicitarios que denotan la protección IP68 como una de las grandes novedades de sus equipos.

Publicidad engañosa

En este sentido, se ha conocido que la ACCC llevará a tribunales a Samsung por engañar a sus clientes sobre las novedades a nivel de resistencia al agua de varios de sus dispositivos.

Según menciona la fuente, desde el 2016 Samsung ha estado mostrando las características más destacadas de sus smartphones utilizando entornos inadecuados como piscinas y/o océanos haciendo alusión a que estos equipos son resistentes al agua, aún cuando “no tenía una base para hacer esta representación”.

Más de 300 anuncios 

A través de un comunicado el presidente de la ACCC, Rod Sims ha mencionado que esta demanda se basa en los más de 300 anuncios publicitarios sostenidos en: su sitio web, redes sociales, televisión, carteles, radio, folletos, entre otros medios, donde Samsung menciona que sus dispositivos son completamente resistentes a cualquier tipo de agua.

Aprovechar la rebeldía innata de los jóvenes puede mejorar sus hábitos alimenticios

Este informe se realizó con los anuncios presentados para el: S10e, S10, S10 Plus, S9, S9 Plus, S8, S8 Plus, S7, S7 Edge, Nota 9, Nota 8, Nota 7, A8, A7 y A5, fabricados entre 2016 y 2019.

Falta de información

De acuerdo a lo presentado por la ACCC, la publicidad implementada por Samsung no muestra de manera correcta todas las áreas donde pueden o no ser utilizados los smartphones.

Una publicidad que le ha permitido a Samsung aplicar un mayor costo en los equipos Galaxy gracias a la protección IP68 y que le han otorgado una ventaja injusta frente a otras marcas.

La fuente menciona que la compañía surcoreana debería aclarar en cuales entornos los dispositivos Samsung están protegidos y en cuáles no, pues la Ley del Consumidor Australiano no permite que las empresas engañen a sus consumidores sobre las capacidades de sus productos.

Más en TekCrispy