Aproximadamente uno de cada cinco daneses sufre de hipertensión, una condición que aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares. De hecho, según los datos de la Asociación Danesa del Corazón, uno de cada cuatro daneses morirá de enfermedades cardiovasculares.

Pero los riesgos para la salud cardiovascular no solo derivan de una presión arterial alta, sino también de la hipotensión, la cual a su vez puede ser el resultado de una enfermedad no detectada.

Tenemos pues que tanto la hipotensión como la hipertensión deben ser tratadas, o mejor aún, evitadas, para lo cual parece haber aparecido una nueva alternativa. Un estudio realizado por investigadores interdisciplinarios de la Universidad de Copenhague y Rigshospitalet ha revelado que una forma particular de carbohidratos podría ayudar a regular la presión arterial.

Carbohidratos en una hormona peptídica

Se realizaron pruebas con ratas en las que se encontró que una forma de carbohidratos o azúcares presente en una hormona peptídica de los seres humanos  tiene importante influencia en la regulación de su presión arterial.

Como bien sabemos, el azúcar es importante para el desarrollo de los procesos en nuestro cuerpo. Nuestras células la utilizan para un proceso llamado glicosilación, que juega un papel importante en el control de las funciones de las proteínas.

En esta investigación, se muestra que un tipo particular de azúcar se adhiere a una hormona peptídica llamada péptido natriurético auricular (ANP), la cual es secretada por el corazón. Esta hormona interviene en la regulación de la presión arterial y el balance de líquidos en el cuerpo, y su ausencia genera diferencias notables. Así lo indicó Katrine Schjoldager, una profesora asistente en el Centro de Glycomics de Copenhague en la Universidad de Copenhague:

“Podemos ver que cuando ese azúcar en particular se encuentra en la hormona peptídica, regula el balance de líquidos y la presión sanguínea de manera diferente que si el azúcar no se encuentra allí. En nuestros modelos animales, pudimos ver que la hormona peptídica con y sin azúcar se comporta de manera diferente. Nos da una idea de un nuevo mecanismo para la regulación de estos importantes procesos fisiológicos en el cuerpo”.

El hallazgo podría dar pie al desarrollo de nuevos medicamentos para tratar la hipertensión sin provocar efectos secundarios en los pacientes, según señala Jens Peter Gøtze, profesor de bioquímica clínica en Rigshospitalet:

“Puede ser una muy buena apuesta para una forma moderna de tratar la hipertensión sin efectos secundarios, como el síncope. Se sabe desde hace mucho tiempo que esta hormona peptídica es extremadamente importante para la presión arterial, pero hasta ahora no ha sido posible usarla en el tratamiento”.

Ahora la ciencia deberá enfocarse en determinar si ocurre lo mismo en los seres humanos, y de ser así, determinar la función de la ANP y la forma en que el corazón influye en el procesamiento del azúcar.

Referencias:

Carbohydrate in the Heart Seems to Help Regulate Blood Pressure. https://healthsciences.ku.dk/newsfaculty-news/2019/07/carcohydrate-in-the-heart-seems-to-help-regulate-blood-pressure/

Discovery of O-glycans on atrial natriuretic peptide (ANP) that affect both its proteolytic degradation and potency at its cognate receptor. http://www.jbc.org/content/early/2019/06/11/jbc.RA119.008102