En la Reunión Nacional de Astronomía realizada en la Universidad de Lancaster, se dieron a conocer los planes de la misión para SULIS (acrónimo de Solar cUbesats for Linked Imaging Spectropolarimetry), un proyecto solar dirigido por el Reino Unido, diseñado para responder preguntas fundamentales sobre la física de las tormentas solares.

Empleando un grupo de seis pequeños satélites conocidos como CubeSats, la misión medirá directamente el campo magnético de la corona del Sol por primera vez.

Un mejor pronóstico

Las tormentas solares ocurren cuando el Sol libera enormes llamaradas que activan las eyecciones de masa coronaria: nubes magnéticas masivas de gas cargado. Cuando estas partículas cargadas interactúan con nuestra atmósfera superior obtenemos las impresionantes auroras boreales y australes, pero más allá del atractivo espectáculo celeste, estas partículas pueden causar mucho daño.

Para la misión, mientras un satélite “eclipsa” al Sol, el otro detecta y mide las propiedades de la débil luz coronal.

Los eventos de clima solar pueden causar apagones de radio, interrumpir redes de teléfonos móviles, dañar satélites y más. De hecho, son un riesgo tal que los sectores militares, de energía,  aviación y transporte, necesitan planificar los posibles problemas que podrían causar.

Si bien las tormentas solares son inevitables, con SULIS se podrá aprender sobre sus componentes básicos, y con ese conocimiento, los investigadores esperan poder pronosticar con mayor precisión cuándo llegará la próxima “gran” tormenta solar, una información que permitiría tomar medidas para minimizar su potencial impacto.

Aunque el campo magnético de la corona solar es increíblemente importante para nuestra comprensión de la atmósfera solar y, a su vez, del clima solar, es uno de los fenómenos menos explorados en este campo. Actualmente, el monitoreo del clima espacial se realiza mediante dos misiones científicas relativamente antiguas: SOHO y STEREO, por lo que SULIS representa, más que un complemento, un avance en este sentido.

Los instrumentos SULIS emplearán tres pares de satélites sincronizados, que volarán en una formación de grupo en diferentes posiciones ventajosas, permitiendo una verdadera perspectiva 3D. Usando detección de alta definición, se espera que SULIS revele la composición de las nubes de gas cargadas, su densidad, velocidad y, lo más importante, si representan una amenaza potencial para la Tierra.

Maniobra de precisión

Cada par de satélites conforma un coronagráfo: mientras uno “eclipsa” al Sol, el otro detecta y mide las propiedades de la débil luz coronal. Esta configuración requiere una alineación precisa de cada satélite, y como tal, la misión SULIS probará la tecnología que hace posible la desafiante maniobra de precisión.

Sulis es un proyecto solar dirigido por el Reino Unido diseñado para responder preguntas fundamentales sobre la física de las tormentas solares.

La misión SULIS también demostrará y evaluará las comunicaciones con láser, las cuales se utilizan para transferir datos desde los pequeños satélites CubeSat, que tienen 90 centímetros (35 pulgadas) de envergadura, así como un método para transferir energía mediante láser desde un satélite (el que está expuesto a la mayor cantidad de luz solar) a su pareja sombreada.

El doctor Eamon Scullion, profesor en el Departamento de Matemáticas, Física e Ingeniería Eléctrica de la Universidad de Northumbria, e investigador principal del proyecto, expresó:

“Estamos muy contentos de estar desarrollando una misión para expandir el papel del Reino Unido en la física solar. La misión SULIS complementa las misiones operacionales y meteorológicas espaciales existentes de la NASA y ESA, y ayudará a allanar el camino para futuros instrumentos de medición del clima espacial”.

Referencia: SULIS: Solar cUbesats for Linked Imaging Spectropolarimetry. https://sulis.space/