De acuerdo al Servicio para el Cambio Climático Copérnico (C3S), el programa de observación de la Tierra de la Unión Europea, junio ​​de 2019 fue el mes más caluroso jamás registrado en el continente.

Las temperaturas promedio fueron superiores a 2 grados Celsius por encima de lo normal y, en general, en Europa, el mes de junio tuvo temperaturas 1 grado Celsius por encima del junio más caluroso anterior, registrado en el año 1999.

Tempeaturas récord

Durante la última semana, la más cálida del mes más caluroso, Francia, Suiza, el norte de España, Italia, Austria y la República Checa registraron temperaturas entre 6 y 10 grados Celsius por encima del promedio; estos países registraron las temperaturas más altas durante el mes y particularmente Francia registró las más altas en la historia del país.

Los investigadores señalan que junio fue el mes más caluroso registrado en Europa, y el más caluroso en todo el mundo.

Los investigadores del C3S explican que las altas temperaturas fueron impulsadas por una masa de aire caliente proveniente del desierto del Sahara, y si bien el clima cálido del mes pasado no puede vincularse directamente con el cambio climático, el aumento de los niveles de gases de efecto invernadero en la atmósfera ha hecho que los fenómenos meteorológicos extremos, como las olas de calor, sean más comunes.

Además, explican los investigadores, el cambio climático hizo que la ola de calor más reciente de Europa tuviera cinco veces más probabilidades de ocurrir.

La investigadora Hannah Cloke, profesora en el Departamento de Meteorología de la Universidad de Reading, en Reino Unido, comentó:

“Sabíamos que junio fue caluroso en Europa, pero estos datos muestran que los registros de temperatura no solo se han roto, han sido destrozados. Este es por mucho el junio más caluroso registrado en Europa, y el junio más caluroso que hemos visto en todo el mundo”.

Clima extremo

En comparación con las temperaturas promedio de junio desde 1880, el mes pasado superó en más de 3 grados a la media en Europa y a más de 1 grado en todo el mundo.

Durante el mes de junio, Francia registró las más altas en la historia del país.

Por ejemplo, India sufrió una de las olas de calor más largas y fogosas de la historia reciente. Hasta el 19 de junio, el número de muertos había alcanzado al menos 36, y cientos más fueron ingresados ​​en hospitales debido a la intensa ola de calor, ya que la región enfrentó más de 30 días consecutivos de temperaturas abrasadoras.

El calor era tan opresivo que las autoridades sanitarias recomendaban a las personas que evitaran salir afuera después de las 11 de la mañana, a fin de minimizar los potenciales efectos perjudiciales asociados a las altas temperaturas.

Desafortunadamente, a medida que el cambio climático empeora, las predicciones sobre las olas de calor y las condiciones climáticas extremas continuarán fructificando, y la gente tendrá que lidiar con temperaturas cada vez más altas.

Referencia: Record-breaking temperatures for June. Copernicus Climate Change Service, 2019. https://bit.ly/2FRJk9Q