Foto: Titoma

Luego de los recientes informes sobre los planes de Apple de mover su producción de hardware fuera de China, algunas de las compañías más importantes del sector tecnológico se están uniendo al éxodo de los de Cupertino. Un nuevo informe de Nikkei ha revelado que HP, Dell, Amazon y Microsoft también están considerando la posibilidad de enviar una parte de su producción fuera del país asiático en respuesta a la actual guerra comercial entre Washington y Beijing.

En el caso de HP y Dell, ambas compañías planean mover el 30 por ciento de su producción de portátiles. Microsoft tendría planes de trasladar parte de su línea de producción del Xbox, y Amazon considera fabricar algunos altavoces Echo y sus dispositivos Kindle fuera de China. El informe también menciona a Asus y Acer como posibles candidatos a unirse a la migración de compañías de hardware.

¿Por qué todos quieren marcharse de China?

La razón de este éxodo es simple: EE.UU. ha impuesto un arancel del 25 por ciento en los productos que llegan a territorio estadounidense desde China. A pesar de que muchas compañías no han visto consecuencias directas en su negocio, las nuevas tarifas podrían afectar pronto a los smartphones, ordenadores portátiles y consolas de videojuegos que se fabrican en China.

Obtén de nuevo el botón “Ver Imagen” en Google Images con esta extensión

Evidentemente, esto generará costos importantes para las empresas, además de la manera en que los precios altos podrían afectar a los usuarios. Sin embargo, estas compañías están lejos de ser las únicas que planean mover su proceso de manufactura fuera de China. Anteriormente, The Wall Street Journal afirmó que la producción de Switch podría trasladarse a otra ubicación, mientras que Google parece haber movido parte de la fabricación de productos de su marca Nest.

Por muchos años, los dispositivos de hardware de las compañías del sector se han producido en China, debido a los bajos costos de fabricación y a un proceso de manufactura cada vez más sofisticado. Sin embargo, los aranceles de Trump son la prueba más fehaciente de que las compañías tecnológicas están en una encrucijada ante la guerra comercial con China.

Más en TekCrispy