Foto: CNET

Alexa es uno de los asistentes de voz basado en Inteligencia Artificial (IA) más populares de la actualidad, considerado por muchos como una herramienta superior a Siri y a Google Assistant. Sin embargo, la privacidad de los dispositivos que incluyen este asistente se ha mantenido en tela de juicio durante mucho tiempo, y la más reciente de estas críticas ha llegado de parte de un senador estadounidense.

En mayo pasado, el senador demócrata, Chris Coons, envió una carta a Amazon donde le exigió que detallara sus políticas de privacidad de datos con respecto a Alexa. En respuesta a la demanda, Amazon ha publicado una misiva donde explica que los usuarios del asistente tienen la opción de eliminar sus grabaciones de voz. Sin embargo, a pesar de esta eliminación, los desarrolladores de terceros aún podrán almacenar estos registros de manera indefinida.

Falta de transparencia

Las afirmaciones de Amazon han dejado más preocupaciones a los usuarios con respecto a su privacidad. El simple hecho de que un senador estadounidense haya solicitado una explicación a Amazon sobre sus métodos de recopilación de datos, es un claro indicio de que la compañía de Jeff Bezos no es totalmente transparente con el público sobre estas políticas.

Amazon convierte sus almacenes en videojuegos para hacer el trabajo menos tedioso

En la carta, Brian Huseman, director de políticas públicas de Amazon, afirmó:

Ya eliminamos esos registros de todos los sistemas de almacenamiento primario de Alexa, y tenemos un esfuerzo continuo para asegurarnos de que dichos registros no permanezcan en ninguno de los otros sistemas de almacenamiento (…) Sin embargo, todavía podemos conservar otros registros de las interacciones de Alexa de los clientes, incluyendo registros de acciones que Alexa tomó en respuesta a la solicitud del cliente.

Si la compañía hubiese revelado inicialmente que Alexa almacena “por siempre” todas las grabaciones de los usuarios, es muy probable que el asistente inteligente no existiera. Como ocurre en la mayoría de los casos donde las compañías de Internet almacenan datos de sus usuarios de manera indebido, Amazon se ha excusado en el hecho de ofrecer una mejor experiencia gracias al almacenamiento de estas grabaciones.

Más en TekCrispy