A estas alturas todos conocemos PowerPoint y las aplicaciones que podemos darle. Aunque hoy en día existen alternativas excelentes, el programa de Microsoft sigue ocupando una cuota muy fuerte en el mercado. En ese sentido, siendo la aplicación para diapositivas más usada, siempre será bastante útil conocer algunos trucos para mejorar su rendimiento y resultados.

Por ejemplo, uno de los problemas más recurrentes cuando creamos diapositivas es su tamaño. En ese sentido, te mostraremos una serie de tips que puedes aplicar para reducir mucho el peso de tu presentación y poder contar con un mejor rendimiento en cualquier computador.

Usa la opción “Insertar” para imágenes

En ocasiones cuando queremos insertar una imagen en nuestras presentaciones, recurrimos al rápido Ctrl+C – Ctrl+V. Si bien ahorra un montón de tiempo, este proceso hace que PowerPoint convierta la imagen a BMP o PNG, formatos que suelen ser más pesados que el JPG. En ese sentido, para mantener el formato JPG y por ende, el mínimo peso de la imagen lo mejor es recurrir a la opción “Imagen” del menú “Insertar”.

Comprime las imágenes

Es posible reducir el peso de las imágenes desde la misma herramienta una vez hayas terminado la presentación, haciendo que el archivo sea más liviano. Para lograrlo, dirígete a la opción “Guardar Como” en el menú “Archivo”. Cuando se despliegue la ventana, verás la opción “herramientas” en la parte inferior y ahí “Comprimir Imágenes”. Haz click y se desplegará una ventana con algunas opciones de compresión.

Te recomendamos elegir 150ppi y marcar el check para eliminar áreas recortadas de las imágenes.

Vincular videos

Esta opción es excelente para disminuir en gran medida el tamaño de una diapositiva, puesto que en lugar de insertar el video dentro, solo lo enlazamos. En ese sentido, es requisito que a la hora de reproducir la diapositiva, el video en cuestión se ubique en la misma carpeta.

Para lograrlo, ve al menú “Insertar” y haz click en “Video”. Acto seguido te enviará a la selección del video que quieres incorporar a la presentación, búscalo y en el botón “Insertar” verás una pestaña. Al clickearla se desplegarán un par de opciones adicionales dentro de las que se encuentra “Vincular a archivo”.

Esta opción resulta perfecta si no necesitas enviarle la diapositiva a alguien más.

No agregues fuentes

A menos que sea estrictamente necesario para tu presentación, no agregues fuentes adicionales. Esto representará un peso adicional para el archivo, en su lugar, opta por cualquiera de las predefinidas en Windows.

Comprime el material multimedia

Si tienes videos y también archivos de música en tu presentación, puedes darles un tratamiento final luego de que todo esté listo. Esto lo logramos a través de la opción “Comprimir Medios” que encontrarás al hacer click en “Archivo”.  Luego al clickear “Comprimir Medios” se desplegarán las opciones de compresión. Selecciona la más adecuada para tus fines y listo.