La diferenciación de emociones de negativas (NED) se refiere a la capacidad de reconocer las diferencias entre emociones negativas como frustración o vergüenza y aplicar los términos correctos a la hora de expresarlas.

Un estudio sobre la diferenciación de emociones negativas reveló que los adolescentes que son capaces de expresar sus emociones de manera específica están más protegidos de desarrollar depresión al atravesar una situación difícil en su vida.

Así lo confirmó Lisa Starr, profesora asistente de psicología en la Universidad de Rochester y autora principal del artículo que fue publicado recientemente en la revista Emotion:

“Los adolescentes que usan términos más detallados como ‘Me siento molesto’ o ‘Me siento frustrado’ o ‘Me siento avergonzado’, en lugar de simplemente decir ‘Me siento mal’, están mejor protegidos contra el desarrollo de síntomas depresivos incrementados después de experimentar un evento estresante de la vida”.

Investigaciones anteriores señalaban que durante la adolescencia, la NED de una persona podía caer en su punto más bajo al compararlo con la niñez y la adultez, por lo que es exactamente el momento de mayor riesgo de sufrir depresión.  Es por ello que se ha escogido esta etapa para el estudio.

¿La NED es causa o consecuencia de la depresión?

Los investigadores partieron de una interrogante clave: ¿los jóvenes que con síntomas de depresivos significativos tienen un NED naturalmente bajo, o su NED bajo es el resultado directo de su depresión?

El equipo reunió a en el área metropolitana de Rochester 233 adolescentes con una edad promedio de casi 16 años, siendo el 54 por ciento mujeres, a los que entrevistaron para determinar si sufrían depresión.

Los adolescentes tuvieron como tarea informar sus emociones cuatro veces al día durante siete días, y luego de año y medio, el equipo volvió a entrevistarlos para evaluar los resultados. De los 233 participantes iniciales, solo regresaron 193.

Encontraron que aquellos jóvenes que tenían dificultades para diferenciar sus emociones negativas eran más propensos a sufrir depresión luego de atravesar eventos estresantes. En cambio, aquellos que podían diferenciar estas emociones se desenvolvían mejor al estar expuestos a estrés, lo cual reducía la probabilidad de que estas desembocaran en síntomas depresivos significativos.

La importancia de poder identificar nuestras emociones

Las personas que experimentan depresión en la adolescencia son más susceptibles de desarrollar malos hábitos y caer en el abuso de sustancias.

Conocer nuestras emociones a profundidad es necesario, no solo para nosotros, sino también para entender mejor a los demás.

Las emociones proveen información sobre el estado motivacional, la excitación y la reacción de las personas ante las diferentes situaciones que se les presentan. Integrando toda esta información, por sí mismo, cada individuo debe poder saber si está enojado, avergonzado, o si está experimentando algún otro tipo de emoción específica.

Una vez respondida esta pregunta, podría ser más sencillo determinar su próxima acción, tal como indica Starr:

“Básicamente, necesitas saber cómo te sientes para cambiar lo que sientes. Creo que la NED podría ser modificable, y creo que es algo que se puede abordar directamente con los protocolos de tratamiento dirigidos a la NED”.

Los datos suministrados por los Centros para el Control de Enfermedades indican que el 17 por ciento de los estudiantes de secundaria en los Estados Unidos ha pensado en suicidarse, 13 por ciento reconoció haber hecho un plan de suicidio y 7.4 por ciento intentó realmente suicidarse en el 2018.

La importancia de este hallazgo radica precisamente en lo determinante que puede ser la depresión durante la adolescencia. Esta puede dificultar las relaciones interpersonales, pero más allá de eso, reducir la productividad, generar malos hábitos como el sedentarismo, llevar a la persona a abusar de sustancias e incluso a plantearse el suicidio.

Referencias:

Teenagers’ ability to describe negative emotions protects against depression. https://www.rochester.edu/newscenter/embargo-teenagers-ability-to-describe-negative-emotions-protects-against-depression-384462/