Las cucarachas son insectos pequeños, rápidos y de actividad nocturno que son adeptos a la vida con los seres humanos, a pesar de que estos no se comporten como los mejores anfitriones con ellas.

Así pues las vemos salir de las cloacas, pasear por los jardines e incluso invadir las cocinas, pero casi siempre que son descubiertas, su destino es simplemente terrible, a menos que fallemos en el golpe.

Desde tiempos inmemoriales, las cucarachas han sido detestadas por la humanidad, y estos últimos han enfocado muchas investigaciones en ellas para descubrir sus funciones dentro de los ecosistemas, y sí, también para exterminarlas.

Nuestras abuelas recomendaban varios remedios como ácido bórico y papas, polvos venenosos y las más sofisticadas, recomendaban algunas sustancias desarrolladas especialmente con este fin, que parecían ser muy efectivas en su objetivo.

Sin embargo, esta lucha entre humanos y cucarachas parece haberse desequilibrado dramáticamente, con una alta probabilidad de que ganen ellas.

Suelen usarse diferentes tipos de químicos tóxicos para matar cucarachas aplicando la inferencia: si son resistentes a un tipo, entonces probablemente uno similar también las exterminará. Pero ahora parece que este criterio no funcionará, a causa de la resistencia cruzada, un fenómeno en el que los organismos desarrollan resistencia ante dos o más sustancias.

Un estudio reveló que las cucarachas alemanas (Blattella germanica) están desarrollando resistencia cruzada a una gran variedad de insecticidas. La peor parte es que transmiten dicha información a sus crías, que nacen inmunes a estas sustancias aun cuando no se hayan sido expuestas directamente a ellas. Y esto puede ocurrir con apenas solo una generación.

Blattella germánica, la especie que da mala reputación a las cucarachas

El Departamento de Entomología y Nematología de la Universidad de Florida reseña a la cucaracha alemana como una especie prolífica, de cría rápida, que vive en cualquier lugar del mundo en que vivan los humanos, y tampoco pueden sobrevivir alejados de ellos. Según señalan, esta es “la especie que da a todas las demás cucarachas un mal nombre”.

Tal parece que el factor que influye en su supervivencia es la temperatura. En estudios previos, la cucaracha alemana no pudo colonizar en temperaturas frías ni hogares que no tuvieran calefacción central en países fríos.

Después de la temperatura, están otros factores limitantes como la disponibilidad de agua, alimentos y refugio.

Tal parece que son atraídas por la calidez humana, pero las personas las detestan por ser conocidos vectores de enfermedades. Su cuerpo y sus heces llevan alérgenos que pueden generar asma. Esto sumado al estrés que pueden ocasionarnos con su mera presencia.

La cucaracha alemana es resistente a tres tipos de insecticidas

a) Frascos de comida para bebés usados ​​para atrapar en el campo a B. germanica. b) Trampa adhesiva utilizada para monitorear los cambios en la población de cucarachas. Fuente: John Obermeyer.

Para el estudio, los investigadores capturaron cucarachas de apartamentos en Danville, Illinois, y en Indianápolis, por medio de trampas bien diseñadas: cebadas de pan blanco empapado en cerveza y engrasadas alrededor de la parte superior para evitar el escape, junto con  frascos de comida para bebé.

Luego criaron colonias de estas cucarachas capturas para evaluar la resistencia a los insecticidas a lo largo de varias generaciones.

Utilizaron aquellos insecticidas con un solo ingrediente activo con los niveles de resistencia más bajos: abamectina (clase de Avermectina), ácido bórico (clase inorgánica), tiametoxam (clase de neonicotinoides).

El equipo expuso a un grupo de cucarachas a un solo insecticida. Un segundo grupo fue expuesto a dos insecticidas diferentes, y el tercer grupo recibió rotaciones de tres insecticidas, uno por mes, durante dos ciclos de tres meses.

El único experimento que funcionó fue el de la aplicación de un solo insecticida, puesto que la población no era resistente a la sustancia. Para corroborar dicho hallazgo, se la aplicaron a otro grupo de insectos que eran más resistentes, pero el resultado fue totalmente contrario: el número de cucarachas aumentó, y las crías eran resistentes al insecticida.

En la mayoría de los casos planteados se observó que la población de cucarachas se mantuvo estable e incluso aumentó, lo que demostró la resistencia cruzada para con ellos. Además, se descubrió que las rotaciones fueron “ineficaces” en su exterminio.

Es importante destacar que las crías no solo eran resistentes a las tres clases de insecticidas aplicadas a sus progenitores, sino también a otras clases, un resultado inesperado para los investigadores.

Así los comentó Michael Scharf, profesor y director del Departamento de Entomología de la Universidad de Purdue en Indiana, quien es coautor del estudio:

“No teníamos ni idea de que algo así podría suceder tan rápido. Las cucarachas que desarrollan resistencia a múltiples clases de insecticidas a la vez harán que el control de estas plagas sea casi imposible solo con químicos”.

A este punto, seguro habrás pensado lo mismo que Scharf, quien sugiere que se empiecen a aplicar otros métodos para exterminar a las cucarachas, en vista de que los químicos simplemente están dejando de hacer efecto.

“Algunos métodos son más costosos que usar solo insecticidas, pero si esos insecticidas no van a controlar o eliminar a una población, solo estás tirando el dinero”.

Lo que sigue es mejorar las condiciones sanitarias, colocar trampas para atraerlas, capturarlas y sacrificarlas, usando incluso aspiradoras.

Referencias:

Rapid evolutionary responses to insecticide resistance management interventions by the German cockroach (Blattella germanica L.). https://www.nature.com/articles/s41598-019-44296-y?_ga=2.74381522.1570996226.1561721325-329974176.1561721325#Sec7

German cockroach. http://entnemdept.ufl.edu/creatures/urban/roaches/german.htm

Rapid cross-resistance bringing cockroaches closer to invincibility. https://www.purdue.edu/newsroom/releases/2019/Q2/rapid-cross-resistance-bringing-cockroaches-closer-to-invincibility.html

Escribir un comentario