Gmail tomó el liderato de los servicios de correo a través de múltiples opciones que lograron facilitar la vida de los usuarios. La disponibilidad y sincronización entre dispositivos, además de una interfaz muy cómoda, hizo que el servicio de Google fuera el preferido sobre el resto. Sin embargo, hay algunas funcionalidades como la vista previa que ostenta Outlook que a simple vista no se encuentran en Gmail. Esta distribución de la ventana resulta muy cómoda, puesto que, no hace falta abrir los correos para ver su contenido.

Sin embargo, revisando un poco la configuración del servicio podemos encontrar la posibilidad de generar una vista similar a la de Outlook y aquí te contaremos como hacerlo.

Activa la vista previa en Gmail

La ventana principal de Gmail cuenta con una distribución en donde vemos toda la bandeja de entrada junto al remitente y al asunto del correo. Para ingresar en cada uno es necesario hacer click para que este abra y ver su contenido. En Outlook tenemos un par de paneles, uno con la bandeja de entrada y otro justo al lado para previsualizar el mail.

Es posible activar esta modalidad en Gmail de una manera muy sencilla. Para empezar, dirígete a tu correo, haz click en el engranaje y luego en la opción “Configuración”.

Una vez ahí, verás una serie de pestañas, haz click en “Configuración Avanzada”.

En este punto, desplázate hacia abajo, ubica la opción “Panel de vista previa” y haz click en “Habilitado”. Acto seguido, desplázate hasta el final y clickea “Guardar Cambios”.

Cuando regreses a tu bandeja de entrada tendrás un botón adicional al lado del icono del engranaje.

Clickealo y pasarás de inmediato a la vista con el panel de previsualización, en caso de querer regresar a la vista normal, haz click nuevamente.

De esta manera, puedes contar con un panel adicional para visualizar el contenido de los correos sin necesidad de abrirlos completamente.