The Moscow Times

Un nuevo informe de Reuters ha revelado un presunto ataque informático contra el gigante ruso de Internet Yandex, el cual habría sido dirigido por hackers vinculados a agencias de inteligencias de Occidente. El hackeo se produjo a fines del año pasado, cuando se detectó un extraño tipo de malware que buscaba espiar datos de las cuentas de los usuarios de la compañía.

Cuatro fuentes vinculadas al caso dijeron a Reuters que los hackers parecían buscar datos técnicos sobre el método que utiliza Yandex para autenticar las cuentas de sus usuarios. Al obtener esta información, las agencias de espionaje se harían pasar fácilmente por un cliente de Yandex y acceder a los mensajes privados.

Un ataque neutralizado

Los vínculos del ataque con las agencias de inteligencia occidentales son más que una simple acusación. El malware utilizado por los hackers, cuyo nombre es Regin, ha sido utilizado por “Five Eyes”, una conocida alianza de inteligencia integrada por el Reino Unido, EE.UU., Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

Hasta el momento, ninguna de las agencias ha ofrecido declaraciones sobre las acusaciones. En todo caso, Yandex informó que el ataque fue neutralizado antes de ocasionar algún daño a la infraestructura de red de la compañía.

La maquinaria comunicacional de Occidente rara vez reseña los hackeos contra entidades rusas, sin embargo, la posibilidad de que una de estas agencias esté involucrada en un ataque contra una compañía como Yandex, abre la puerta a respuestas contundentes por parte del gobierno que dirige Vladimir Putin. Además, la noticia deja en evidencia que los ataques informáticos no solo se producen desde Rusia, China u otros países no favorables a la política de EE.UU. y sus aliados.

En todo caso, atribuir la responsabilidad de este ataque a una entidad única no es posible, ya que los hackers saben enmascarar muy bien sus acciones. Pero parte del código que se utilizó en el ataque contra Yandex no se había escrito en ataques anteriores. De hecho, la firma de seguridad Symantec afirmó con motivo de este ataque, que Regin es una “joya” para los ataques cuyo objetivo es el espionaje entre países.