PYMNTS

El regulador de protección de datos de Italia ha golpeado a Facebook con una multa de 1 millón de euros (US$ 1.1 millones), por violaciones vinculadas al escándalo de Cambridge Analytica. Se trata de la multa más grande impuesta a Facebook por este caso, donde terceros accedieron a la información privada de millones de usuarios para crear y dirigir anuncios con fines políticos.

La agencia italiana afirmó que al menos 57 italianos descargaron la app ThisIsYourDigitalLife, un test de personalidad utilizado para recopilar los datos de los usuarios y sus amigos de Facebook. Esta app proporcionó los datos necesarios a Cambridge Analytica para crear las publicaciones dirigidas a los votantes durante el proceso electoral estadounidense de 2016.

Los datos no se enviaron a Cambridge Analytica

El regulador reveló que Facebook obtuvo datos sin el consentimiento de más de 200,000 italianos a través del test de personalidad, una violación que afectó a más de 87 millones de usuarios en todo el mundo. Aunque la recopilación de datos es una clara violación de la legislación de datos vigente en Italia, la agencia aseguró que, en sus investigaciones, los datos de los italianos no se enviaron a Cambridge Analytica.

Trump estudia orden ejecutiva para detener el sesgo anticonservador en las redes sociales

Anteriormente, el regulador de datos del Reino Unido sancionó con 500 mil libras esterlinas (US$ 634,000) a Facebook, al encontrar que la compañía de Mark Zuckerberg no protegió correctamente los datos de los usuarios. Asimismo, la autoridad de competencia de Italia impuso una multa de 10 millones de euros a finales del año pasado, por no notificar a los usuarios sobre la forma en que sus datos se utilizarían.

Facebook aún podría salir airoso de muchas de las demandas a las que enfrenta por el caso de Cambridge Analytica en Europa, sobre todo porque estas violaciones se produjeron antes de la renovación de las regulaciones de privacidad en Europa en mayo del 2018.

El nuevo Reglamento General de Protección de Datos (GDPR, por sus siglas en inglés), incluye la posibilidad de imponer multas de hasta el 4% de los ingresos de la compañía a escala global, lo que deja a las autoridades locales de protección de datos con un alcance más limitado a la hora de sancionar a Facebook.

Más en TekCrispy