Foto: CNET

Aunque el Mac Pro de Apple se ha venido fabricando desde 2013 en sus instalaciones de Texas, EE.UU., un nuevo informe de The Wall Street Journal (WSJ) ha revelado que la producción de la versión renovada del ordenador estrella se llevará a cabo en China, específicamente en la fábrica de ensamblaje de  Quanta Computer.

El informe asegura que Quanta está acelerando la producción del Mac Pro 2019 en una instalación cercana a la ciudad de Shanghái. Se dice que el motivo principal del cambio son los salarios más bajos y la cercanía de otros proveedores de Apple en territorio asiático, lo que eventualmente le costará menos a la compañía de lo que tendría que invertir en la producción de cada ordenador en EE.UU.

Además, trasladar la línea de producción a China resolvería algunos de los principales problemas que ha enfrentado Apple en EE.UU. con respecto a sus proveedores. De esta forma, el único artículo de hardware importante que se producía en suelo norteamericano, ahora pasará a unirse a todos los demás equipos que se ensamblan actualmente en las instalaciones de los contratistas chinos de Apple.

La guerra comercial genera cambios

A través de un comunicado, un portavoz de la compañía de Cupertino aseguró que el proceso diseño del Mac Pro 2019 es totalmente estadounidense, y el producto final integra varios componentes fabricados en ese país. Sin embargo, el hecho de que el nuevo Mac Pro sea un producto exclusivo para profesionales de alto nivel y con buenas posibilidades económicas, hace que la fabricación del dispositivo en EE.UU. sea muy costosa.

De hecho, la guerra comercial entre EE.UU. y China es la principal causa de estos costos de producción elevados en suelo estadounidense. La administración Trump instó a las compañías nacionales a fabricar sus productos dentro del país, para así evitar los altos aranceles de importación impuestos a China. En el caso de Apple, muchos de sus productos contienen partes producidas en el país asiático, por lo que tiene coherencia que un PC tan costoso se produzca en China y no en EE.UU.