Foto: Reuters

Amazon y la compañía Nite Ize han presentado una demanda ante un tribunal estadounidense contra un amplio grupo de vendedores de productos falsificados de la marca STEELIE, propiedad de Nite Ize. El documento judicial afirma que versiones falsificadas del fabricante se han distribuido en tres países: EE.UU., Canadá y China.

La demanda se introdujo luego de que se determinó que los falsificadores se dirigieron al sistema de montaje móvil Steelie, lanzado en enero de 2013, y ampliamente conocido dentro de la industria para el montaje de móviles con manos libres. Anteriormente, Nize Ite había presentado una demanda similar ante la Comisión de Comercio Internacional (ITC, por sus siglas en inglés).

A través de un comunicado sobre el litigio, el gigante del comercio electrónico afirmó:

Amazon continúa invirtiendo y luchando contra los falsificadores en todos los frentes, desde desarrollar tecnología para prevenir de manera proactiva las falsificaciones, trabajar con marcas, líderes en el sector público y hacer cumplir la ley para responsabilizar a los malos actores.

La Agencia de Aduanas de EE.UU. interviene

Amazon explicó que las investigaciones para llevar a cabo la disputa judicial iniciaron en octubre del año pasado, luego de que la Agencia de Protección de Fronteras y Clientes de EE.UU. logró incautar un envío de 300 monturas falsificadas de manos libres para coches de la marca STEELIE. En ese momento, la agencia federal alertó a Amazon.

Amazon enseña a Alexa a hablar español

De momento, se han identificado a 11 empresas e individuos que administraban cuentas de vendedores en la plataforma de Amazon, donde promocionaron los productos falsificados. La compañía de Jeff Bezos aseguró en la demanda que estas personas violaron el Acuerdo de Soluciones empresariales de la compañía, por lo que exige una compensación monetaria para Nize Ite por dichas falsificaciones.

Actualmente, Amazon pone a disposición de los creadores de marcas originales una herramienta para serializar sus productos, que permitirá habilitar un código único en los productos que Amazon escanea para validar que la venta sea auténtica. Sin embargo, esta noticia demuestra que la falsificación de productos es un negocio que está lejos de extinguirse.

Más en TekCrispy