Es sabido que el comportamiento sedentario excesivo es perjudicial, aunque todavía hay preguntas sobre los detalles de este daño. Esto incluye determinar si algunos tipos de comportamiento sedentario son dañinos que otros, o si diferentes poblaciones podrían verse afectadas de manera diferente por estar sentados demasiado tiempo.

Las personas con trabajos de escritorio pueden no sentirse culpables por todas esas horas sedentarias que pasan sentados en la silla de la oficina. De acuerdo a una reciente investigación, las personas que pasan más tiempo viendo televisión, tienen un mayor riesgo de sufrir infartos y muerte que aquellos que trabajan sentados.

Hacer un poco de ejercicio puede ayudar a detener el envejecimiento cerebral

Combinación peligrosa

Los investigadores del estudio encontraron que las personas que pasaron muchas horas de ocio sentados frente al televisor, tenían un mayor riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca y muerte prematura.

Los efectos dañinos de sentarse frente al televisor podrían compensarse con el ejercicio. Una simple caminata puede proveerte de importantes beneficios para la salud.

En contraste, los participantes del estudio con trabajos sedentarios no tuvieron mayor riesgo de enfermedad cardíaca y muerte durante el período de estudio, en comparación con las personas con trabajos más activos.

Exactamente por qué estar sentado frente al televisor sería peor que estar sentado en el trabajo no está claro. Pero la hora del día puede ser un factor influyente. Con frecuencia, la hora de ver la televisión coincide con la hora de cenar.

En referencia a este punto, el investigador Keith Díaz, profesor de medicina del comportamiento en la Universidad de Columbia y autor principal del estudio, comentó:

“La combinación de comer una comida grande, como la cena y luego estar sentado durante horas podría ser especialmente perjudicial”.

Para llegar a sus conclusiones, el equipo de investigación examinó los datos de más de 3.500 voluntarios quienes informaron cuánto tiempo pasaban normalmente viendo televisión y cuánto se sentaban mientras trabajaban.

Posteriormente, el equipo realizó un seguimiento de su salud durante un período promedio de aproximadamente 8 años, en busca de casos de enfermedad cardiovascular y muerte.

Compensar es la clave

Los investigadores encontraron que las personas que vieron cuatro horas o más de televisión al día, tenían más posibilidades de sufrir problemas cardíacos y muerte que aquellas que vieron dos horas o menos, un riesgo relativo 50 por ciento mayor.

Las personas con trabajos de escritorio pueden no sentirse culpables por todas esas horas sedentarias que pasan sentados en la silla de la oficina.

Pero no hubo ninguna relación similar descubierta cuando se trataba de trabajar. Aquellos que manifestaron que “a menudo o siempre” se sentaban en el trabajo, no tuvieron más probabilidades de experimentar problemas cardíacos o morir durante el período de estudio, en comparación con los que indicaron que “nunca o rara vez” se sentaban en el trabajo.

Un medicamento para el acné podría prevenir el endurecimiento arterial

Además, parece que los efectos dañinos de sentarse frente al televisor podrían compensarse con el ejercicio. Las personas que vieron televisión durante cuatro o más horas al día no tenían un mayor riesgo de enfermedad cardíaca o muerte, si también practicaban cantidades adecuadas de ejercicio, aproximadamente 150 minutos por semana.

Una de las implicaciones de este estudio es que incluso las personas que pasan largas horas sentadas en el trabajo, no están necesariamente condenadas a que un día sufran problemas cardíacos.

Como señalan los autores: “Enfocarse en reducir el tiempo el tiempo que pasa sentado y reemplazarlo con actividad física, es una medida que brinda importantes beneficios para la salud”.

Referencia: Types of Sedentary Behavior and Risk of Cardiovascular Events and Mortality in Blacks: The Jackson Heart Study. Journal of the American Heart Association, 2019. https://doi.org/10.1161/JAHA.118.010406

Más en TekCrispy