Foto: Bloomberg

La adopción y el despliegue de las redes 5G son una realidad en todo el mundo, por lo que los proveedores de telecomunicaciones se están moviendo rápidamente para obtener ventajas competitivas dentro de este mercado. Huawei, a pesar de sufrir la peor sanción comercial de su historia, sigue liderando el despliegue de esta tecnología a través de sus equipos.

Así lo reveló Ryan Ding, presidente del equipo de negocios de Huawei, en la Mobile World Congress, que se lleva a cabo en la ciudad de Shanghái, China. El ejecutivo afirmó que la compañía ha participado en dos tercios del total de lanzamientos de redes 5G en todo el mundo, enviando más de 150,000 estaciones base y obteniendo 50 contratos comerciales para el despliegue de la tecnología. En este sentido, Ding afirmó:

A nivel mundial, 5G está ganando un fuerte impulso en su adopción comercial. Desde la primera mitad de este año, un buen número de países, incluidos Corea del Sur, Reino Unido, Suiza, Italia y Kuwait, han lanzado comercialmente redes 5G, dos tercios de las cuales fueron construidos por Huawei.

Enfoque empresarial

El ejecutivo aseguró que, a pesar de que los primeros lanzamientos de redes 5G buscan satisfacer el mercado de consumidores, la próxima ola de lanzamientos estará enfocada en el sector empresarial, ya que las compañías buscan dar inicio a sus proyectos en la ‘industria 4.0’ para obtener nuevas fuentes de ingresos.

Actualmente, es posible que los operadores de red puedan disponer de varios proveedores de telecomunicaciones para desplegar varias partes de sus estaciones 5G. Un portavoz de Huawei dijo a TechCrunch que la compañía brinda un servicio de red de extremo a extremo e incluso un sistema de hardware completo, pero si un operador de red desea adquirir productos a otros proveedores, esto dependerá de las regulaciones locales y de las necesidades del operador.

Lo destacable de la noticia es que Huawei logró concretar estos acuerdos a pesar de las presiones de EE.UU. y sus aliados, quienes han mostrado una postura hostil contra el uso de los equipos 5G de la compañía china. En todo caso, EE.UU. sigue presionando a los operadores de redes de pequeñas ciudades para que no le compren más equipos a Huawei, por lo que será interesante ver el desarrollo de esta historia a medida que la sanción de EE.UU. genera más consecuencias negativas para el fabricante.