Fuentes anónimas revelaron a Reuters que operadores de telefonía rurales de Estados Unidos que dependían de los equipos de red Huawei para ofrecer sus servicios, están en conversaciones con Ericcson y Nokia para su reemplazo.

De acuerdo con la fuente, al menos doce operadoras rurales entre las que se encuentran Pine Belt en Alabama y Union Wireless en Wyoming, están buscando alternativas para reemplazar los equipos de red de Huawei tras la reciente prohibición del gobierno de Donald Trump.

Los informantes señalan que los operadores están conversando con Ericcson y Nokia, principales competidores de Huawei en este ramo, con el fin de conseguir descuentos en las tarifas de sus equipos.

No obstante, la búsqueda de un reemplazo a los equipos Huawei por otros igual de accesibles podría convertirse en una tarea titánica para las operadoras rurales, pues los especialistas señalan que los precios de las compañías chinas como Huawei y ZTE son hasta 50 por ciento más baratos que el de sus competidores, de acuerdo con las referencias de Roger Entner, analista de Recon Analytics.

El costo de un nuevo equipo de red y el rol del gobierno de EE.UU.

Debido a que las operadoras rurales podrían sufrir los efectos tras la prohibición de utilizar tecnología china de manera drástica, pues además de contar con poco alcance ya que solo cuentan con 2,000 estaciones, cuentan con la mayoría de sus equipos de red de empresar como Huawei y ZTE gracias a sus precios asequibles.

Sin embargo, empresas como Ericcson y Nokia están muy lejos de ofrecer precios como los de Huawei, que “no estaban basados ​​en el mercado”, dijo un ejecutivo de la industria de equipos.

“La conversación ha estado ocurriendo durante aproximadamente un año y están buscando formas de bajar el precio, al alcance de los operadores más pequeños”, dijo John Nettles, presidente de Pine Belt.

Belt explica que las conversaciones con Ericcson y Nokia iniciaron el año pasado tras la primera prohibición por parte del gobierno estadounidense, pero deja claro que de no llegar a un descuento las operadoras rurales no podrán costear el servicio.

El reconocimiento facial llega a los aeropuertos

Por su parte, existe una legislación en el Congreso de los EE. UU., en espera de aprobación, que permitiría otorgar US$700 millones en subsidios para ayudar a los operadores rurales con el cambio, según informaron fuentes cercanas a las discusiones.

Pero hasta el momento no se ha presentado alguna moción al respecto.

Este panorama pone en riesgo al estabilidad de estos operadores rurales de red, debido a que para tecnológicas como Ericcson y Nokia, este movimiento no es rentable económicamente.

“Las empresas de telecomunicaciones rurales no son muy rentables y muchos de los propietarios tienen entre 50 y 60 años. Si tienen que romper su red, es probable que se apaguen si no pueden encontrar un comprador fácilmente “, dijo Entner de Recon Analytics.

El futuro de la red 5G 

El hecho de no poder encontrar proveedores de equipos asequibles supone un riesgo de comunicación para las comunidades rurales de EE.UU. Sin embargo, especialistas señalan que otras grandes operadoras podrían adquirir a las pequeñas empresas con la posibilidad de innovar sus plataformas y dar el salto a la red 5G, aunque esto sería costoso de hacerlo solo con las pequeñas operadoras.

“Es importante estar en los Estados Unidos y estos operadores pueden ser comprados por operadores más grandes más adelante y luego se posicionan”, dijo Bengt Nordstrom, director de la firma de consultoría Northstream de Estocolmo.

No obstante, hasta ahora Huawei sigue liderando el mercado como proveedor 5G, dejando en segundo lugar a Ericcson y Nokia en el tercero, pero la desconfianza por parte del gobierno de EE.UU. está pasando factura al fabricante chino, por lo que Ericcson y Nokia podrían aprovechar la coyuntura y cubrir los sectores que podrían ser desatendidos por los equipos de red de Huawei.

Más en TekCrispy