Foto: The Independent

El senador demócrata por el Estado de Massachusetts, Ed Markey, se ha unido a las voces bipartidistas del Congreso de EE.UU. que están exigiendo reglas más estrictas para las plataformas de Internet con respecto a los videos de menores de edad.

Esta vez, Markey ha solicitado a la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) que obligue a YouTube a modificar radicalmente sus políticas a fin de eliminar los datos de los niñps de su plataforma. La noticia se produce luego de conocerse que la agencia está llevando a cabo una investigación sobre la manera en que YouTube maneja la experiencia para el público infantil y sus datos.

YouTube no está respetando la ley

Markey es el autor principal de la Ley de Protección de la Privacidad en Línea de los Niños (COPPA, por sus siglas en inglés), una normativa que establece cómo las compañías de Internet deben gestionar los datos de menores de edad. La ley afirma que compañías como Facebook y Google no deben recopilar datos de menores de 13 años, sin embargo, Markey considera que YouTube no cumple con esta premisa. En este sentido, el senador escribió en su misiva a la FTC:

Insto a la Comisión a utilizar todos los recursos necesarios para investigar YouTube, exijo que YouTube pague todas las multas monetarias que debe como resultado de violaciones legales, e instruyo a YouTube para que instituya cambios en las políticas que pongan en primer lugar el bienestar de los niños.

En la carta, Markey propone obligar a Google a no recopilar datos de niños, y eliminar la posibilidad de que los pequeños accedan a YouTube hasta que la compañía cumpla con las reglas. Asimismo, el senador propone prohibir el marketing de influencers dirigido al público infantil.

Google lanza la última versión beta de Android Q

En caso de que estos cambios sean impuestos a YouTube, cambiarían dramáticamente el negocio de anuncios de la plataforma, que es aprovechado por los anunciantes para dirigir contenido “amigable” hacia los niños. Además, YouTube se vería obligado a enviar informes anuales a la FTC, donde se incluya cualquier producto nuevo enfocado en los niños, el cual será revisado por las autoridades para que Google cree una nueva experiencia “no comercial” y de calidad para este público.

Más en TekCrispy