La decisión de Estados Unidos también está afectando otros sectores, como el caso de FedEx, la compañía de envíos que ha emitido una demanda en contra de la administración de Trump por exigirles mayor precisión en sus normas de exportación e incluso restricción de algunos envíos.

Durante una entrevista con FoxNews, el presidente de FedEx, Fred Smith, dijo que están demandando a la Comisión de Comercio de Estados Unidos debido a que el ente está imponiendo regulaciones en las normas de exportación de la compañía de envíos como si “se espera que seamos los policías de estos controles de exportación e importación”.

FedEx explica que les resulta imposible adaptarse a las exigencias del gobierno de Estados Unidos, afirmando que se trata de una carga de responsabilidad injusta.

FedEx es una compañía de transporte, no una agencia de aplicación de la ley.

 

Si bien la compañía afirma que se compromete a cumplir con las leyes y regulaciones, explicó en el documento su decisión de demandar:

El lenguaje del EAR impone una opción constitucionalmente insostenible para FedEx.

Según las regulaciones del departamento, estamos obligados a certificar que el remitente, que puede estar diciendo la verdad o no, cumple con esas regulaciones de exportación. A pesar de que manejamos 15 millones de envíos al día, si cometemos un error en cualquiera de ellos … podemos ser multados con US$ 250,000 por pieza.

Por su parte, el Secretario de Comercio Wilbur Ross, respondió a las declaraciones del presidente de FedEx explicando que:

El reglamento establece que los transportistas comunes no pueden enviar artículos a sabiendas en contra de la lista de entidades u otras autoridades de control de exportaciones. No requiere que un transportista común sea un policía o que sepa lo que hay en cada paquete.

Algunos movimientos de FedEx tras el veto de Estados Unidos a Huawei

La demanda de FedEx se produce después que la compañía de envíos se negó a enviar un dispositivo móvil Huawei de Reino Unido a Estados Unidos hace pocos días, alegando un “error operacional”.

Como era de esperarse, la compañía china exigió una explicación razonable por parte deFedEx. El paquete, que fue enviado por otra empresa de envíos desde Gran Bretaña y con destino a los EE. UU., Fue finalmente devuelto después de pasar unas cinco horas en la sede de FedEx en Indianápolis, Indiana.

Huawei obtuvo un aumento interanual del 23.2% a pesar de las sanciones de EE.UU.

Al respecto, Smith dijo en la entrevista que los errores en los problemas de envío son una clara demostración de lo que está ocurriendo actualmente, con controles de exportación que crean “situaciones confusas” que empañan la reputación de la compañía. Haciendo alusión a la prohibición del gobierno de EE.UU.

De hecho ese no fue el primer “error” cometido por FedEx en contra de Huawei, tras la reciendo prohibición de Trump, pues anteriormente la compañía desvió dos paquetes de Huawei para una auditoría. “Nos enteramos de ello. Los devolvimos al Cliente. Nos disculpamos.”, explica Smith.

En consecuenta las autoridades chinas iniciaron un procedimiento judicial contra FedEx a fin de investigar lo ocurrido.

Como podemos ver, los problemas tras la prohibición de las operaciones y distribución de equipos Huawei, van mucho más allá de una “simple ruptura comercial” entre gigantes tecnológicos como Google y el fabricante chino, pues esto afecta otros sectores.

Más en TekCrispy