Techradar

Un grupo de investigadores de la Universidad de Lancaster, en el Reino Unido, ha presentado una nueva tecnología que promete resolver la crisis de energía que afecta el progreso del sector informático. Llamada ‘Memoria Universal’, el nuevo hardware tiene la capacidad de reducir el consumo energético hasta en un quinto del consumo actual.

Se trata de un dispositivo que supera todas las limitantes de las herramientas de almacenamiento actuales, al combinar las capacidades de la tecnología de memoria DRAM y del almacenamiento flash. En este sentido, la tecnología permitiría almacenar datos por un período prolongado de tiempo.

El problema actual del almacenamiento de datos

Actualmente, las funciones de ahorro de energía de algunos dispositivos no son suficientes para compensar la cuota general de electricidad. Los investigadores predicen que, para 2025, la gran cantidad de datos que se generará en el mundo demandará el consumo de una quinta parte de la electricidad a escala global. Esto podría ocurrir a medida que llegan más dispositivos inteligentes y ordenadores.

Aunque la memoria DRAM es utilizada ampliamente debido a su rapidez y su bajo consumo de energía, su principal inconveniente es que los datos que se almacenan en ella son volátiles y necesitan ser actualizados de manera continua a fin de preservarlos, lo que resulta poco conveniente para los usuarios.

3 aplicaciones para hacer respaldos en Android

En el caso del almacenamiento flash, mientras más datos se almacenan durante períodos prolongados, el hardware tiende a deteriorarse y hacer que la escritura y el borrado de datos sea muy lento. Por ello, la memoria diseñada por los investigadores de Lancaster promete ser una alternativa viable ante estos dos métodos.

Con la aplicación de la mecánica cuántica, los expertos han encontrado un equilibrio ideal entre el almacenamiento de datos a largo plazo, la estabilidad de la memoria y su proceso de lectura/escritura de bajo consumo energético. Además, esta nueva tecnología podría eliminar la necesidad de reiniciar nuestros ordenadores o habilitar el modo de “Ahorro de Energía”. Si la tecnología se implementa con éxito, es posible que reemplace al USB y al hardware DRAM.

Referencia: Room-temperature Operation of Low-voltage, Non-volatile, Compound-semiconductor Memory Cells. Scientific Reportsvolume 9, Article number: 8950 (2019). DOI: https://doi.org/10.1038/s41598-019-45370-1

Más en TekCrispy