Google envió a sus empleados una nota interna, donde menciona que estos pueden protestar de forma pacífica durante las marchas Pride, conocidas como desfile del Orgullo Gay, siempre y cuando no representen a la compañía de manera oficial.

La fuente destaca que Google señala que apoya totalmente las protestas y el derecho a la libre expresión, pero que no aceptarán que sus empleados tanto de Google, como de su filial YouTube, utilicen el nombre de sus instituciones como parte de ello.

Violación del código de conducta

Un vocero de la compañía de Mountain View mencionó que si sus empleados llegaran a utilizar de alguna forma el nombre de Google o de su filial YouTube en estas marchas, estarían violando el código de conducta de dichas compañías.

Por su parte, los empleados LGBTQ en Google expresaron su descontento con algunas de las posturas que ha tomado la compañía en relación a estos estos temas.

En este sentido, un miembro de Gayglers –uno de los grupos LGBTQ de Google– dijo que la posición de Google es irónica ya que “Los usuarios de YouTube que usan nuestra plataforma y, a veces, obtienen ingresos importantes, pueden reclamar la libertad de expresión para seguir usando nuestra plataforma … pero los Gayglers no tienen voz libre para decir que Google no nos representa“.

Un castigo desconocido

Hasta el momento, no se conoce cuál sería el castigo que Google le adjudicaría a los empleados que insistan en llevar algún tipo de producto o pancarta que haga alusión a Google o a YouTube, pero la fuente destaca que el póster original de la decisión de Google mencionaba que los empleados tendrían que ponerse en contacto con el equipo del Código de conducta.

Como podemos ver, estas empresas aplauden la libertad de expresión con sus plataformas –sobretodo YouTube– pero, se muestran un poco restrictivas frente a la comunidad LGBTQ.

Sin lugar a dudas es un tema bastante delicado donde para la comunidad LGBTQ, Google no está ofreciéndoles su apoyo incondicional, sin embargo, aún falta por conocer la opinión de Google.