Puedes comenzar sintiéndote mareado, con manos sudorosas y dolor en el estómago; luego tu visión se nubla, escuchas un zumbido en tus oídos y repentinamente te despiertas en el suelo, mirando hacia el techo y te das cuenta de que te has desmayado.

El desmayo, médicamente llamado síncope, se refiere a una pérdida repentina y temporal de la conciencia, que puede ser causado ​​por varios factores, pero en última instancia, todo se reduce a que no llegue suficiente sangre al cerebro, lo que se conoce como hipoxia.

Haciendo ejercicio antes del aterrizaje, los astronautas no se desmayarán al volver a la Tierra

Variedad de causas

El desmayo es un mecanismo que ayuda a una persona a sobrevivir. Si la sangre del cerebro y los niveles de oxígeno disminuyen considerablemente, el cerebro apaga de inmediato todas las demás partes no vitales del cuerpo para que los recursos puedan orientarse principalmente en los órganos vitales.

Un desmayo puede ser causado por varios factores, pero en última instancia, todo se reduce a que no llegue suficiente sangre al cerebro.

La mayoría de los episodios son muy breves y generalmente, el individuo que se ha desmayado recupera la conciencia completa en tan solo unos minutos.

Los desmayos pueden tener una variedad de causas. Un episodio simple, también llamado ataque vasovagal o síncope mediado neurológicamente, es el tipo más común de desmayo, especialmente en niños y adultos jóvenes.

Es posible experimentar este tipo de síncope en respuesta a la ansiedad, el miedo, el dolor, el estrés emocional intenso, el hambre y procesos físicos, como toser, estornudar o reír, así como por el consumo de alcohol o drogas. La mayoría de las personas que sufren de desmayos simples no tienen un problema cardíaco o neurológico subyacente.

¿Motivo de preocupación?

Algunas personas tienen inconvenientes con la forma en que su cuerpo regula la presión arterial, especialmente cuando se mueven demasiado rápido desde una posición recostada o sentada a una posición de pie.

La mayoría de los desmayos son breves y por lo general el individuo recupera la conciencia completa en tan solo unos minutos.

Esta condición se denomina hipotensión postural y puede ser lo suficientemente grave como para causar desmayos. Este tipo de desmayos es más común en los ancianos, así como en personas que recientemente tuvieron una enfermedad prolongada que los mantuvo en cama y las personas que tienen un tono muscular deficiente.

Las tortugas pueden sobrevivir todo el invierno sin respirar, te explicamos por qué

El desmayo no suele ser motivo de preocupación, pero a veces puede ser un síntoma de un problema médico grave. Una recuperación completa suele tardar entre 20 a 30 minutos. Si no hay una condición médica subyacente que le cause desmayo, es posible que no necesite ningún tratamiento.

El tratamiento para los desmayos dependerá del diagnóstico. Si no hay condiciones médicas subyacentes que ocasionen desmayos, generalmente no necesitará tratamiento alguno y el pronóstico a largo plazo es bueno.

Referencia: A Serious Look at Fainting. University Rochester Medical Center – Health Encyclopedia. https://bit.ly/2xeykOQ

Más en TekCrispy