Foto: ZDNet

Tras investigar un caso de ataque con bomba a un banco local, la policía de Bélgica arrestó a un hombre de 35 años de edad luego de descubrir que pertenecía al grupo de hackers Anonymus Belgium. Según las autoridades, el delincuente dejó caer una memoria USB mientras lanzaba una bomba Molotov a la oficina de un banco en Rumbeke.

Aunque el hecho ocurrió en 2014, el caso recién se ha esclarecido en la corte, ya que los datos encontrados en el dispositivo USB condujeron a la identificación de documentos judiciales vinculados a delitos informáticos de larga data dirigidos por el delincuente. En este sentido, las autoridades dijeron que el hacker lanzó ataques DDoS contra el sitio web de Crelan Bank, lo que ocasionó la caída de la plataforma varias ocasiones.

Una venganza fallida

Durante su audiencia en la corte, el hacker, cuyo expediente judicial aparece con el apellido Brecht, reveló que decidió lanzar la bomba al banco porque sus directivos se negaron a reunirse con él luego de que desaparecieron 300 mil euros (US$ 342,000) de la cuenta bancaria de su madre. El criminal justificó sus actos asegurando que se trataba de una venganza por el dinero que su madre perdió.

Además de ser miembro de Anonymus Belgium, Brecht también pertenecía a la organización de delincuentes cibernéticos Cyber Crew, participando en varios ataques informáticos importantes, uno de los cuales tenía a la FIFA como objetivo.

Los resultados de las investigaciones de Brecht también expusieron a un colaborador del hacker, un hombre de 44 años que intercambió métodos de hackeo con Brecht a través de Facebook. Según la prensa local, el hacker fue sentenciado a 18 meses de prisión por los delitos, y se le impuso una multa de 3,000 euros (US$ 3,400) para compensar a Crelan Bank por el tiempo que estuvo inactivo su sitio web durante el ataque de Brecht.