Foto: Reuters

Hace algunos años, a medida que la cartera de productos y servicios de Microsoft crecía, los de Redmond se vieron en la necesidad de prohibir algunos productos de sus competidores más cercanos. Esta práctica vengativa se fue quedando en el pasado cuando la lista de asociaciones y vínculos comerciales de la compañía se expandió, pero un nuevo informe de GeekWire ha sugerido que todavía hay áreas de Microsoft que mantienen prácticas competitivas y listas negras de sus “enemigos”.

De hecho, más allá de una lista negra, el informe reveló que los usos internos de algunos productos de la competencia son mal vistos por Microsoft, incluyendo servicios reconocidos como Amazon Web Services (AWS), el software de Kaspersky, Grammarly, Github y Slack, actual competencia de Microsoft Teams.

¿Espionaje corporativo?

Slack es la exclusión más controvertida de este informe, ya que, a diferencia de los demás servicios incluidos en su lista negra, la compañía está desalentando y prohibiendo su uso a los trabajadores. Sin embargo, ante la creciente ola de espionaje corporativo que inunda a los gigantes tecnológicos, Microsoft parece estar excusándose en “cuestiones de seguridad” para tales prohibiciones.

Esto es lo que asegura un empleado de Microsoft, quien dijo a GeekWire que el uso de Slack a nivel interno podría poner en riesgo los proyectos en curso de la empresa. En este sentido, el especialista en seguridad, afirmó:

No es solo el riesgo de que Google intente encontrar secretos comerciales a partir de los datos almacenados en sus servidores. Cuando estás en Microsoft, corres el riesgo de espionaje industrial patrocinado por el estado. En estos días generalmente pensamos en piratear en espionaje geopolítico criminal o tradicional. Pero el espionaje industrial todavía existe y ofrece toda la fuerza de la piratería estatal-nacional.

Asimismo, el trabajador explicó que las versiones Free, Standard y Plus de Slack no cuentan con los controles necesarios para la protección de la propiedad intelectual de la compañía de Redmond. En el caso de la versión Enterprise Grid, aunque cumple con los requisitos de seguridad de Microsoft, la compañía fomenta el uso de las herramientas de la compañía en vez de las de la competencia.

Aunque la inclusión de Github en la lista negra sorprende, debido a que Microsoft posee el repositorio, la compañía ha advertido a los empleados que no pueden usar la plataforma para almacenar ciertos tipos de datos confidenciales de código.

En el caso de AWS, es normal que se prohíba su uso dada la competencia con Microsoft Azure, mientras que Google Docs es el competidor más cercano a Microsoft Office 365. Al parecer, Grammarly y sus extensiones no deben ser utilizadas en la red de Microsoft debido a que pueden acceder a contenido protegido por derechos de autor, incluyendo documentos y correos electrónicos.

Lo trascendente de la noticia es que Microsoft finalmente está reconociendo a Slack como un competidor directo, mientras que Slack ha intentado deshacerse también de herramientas de Microsoft como Outlook y Skype. La compañía ha visto venir de nuevo sus días de ardua competencia, por lo que será interesante ver hasta qué punto la rivalidad con Slack será justificada y “sana”.