Las diferencias entre los editores, compositores y ejecutivos de Spotify no han terminado, y es que luego de que la Junta de Derechos de Autor (CRB, por sus siglas en inglés) de los EE.UU. aumentara las regalías en un 43.8 % para los próximos cinco años.

De acuerdo con la fuente, la compañía de transmisión de música ha analizado bien estos factores y ha llegado a la conclusión de que han estado “pagando demás” a los diferentes editores y compositores.

Devolución del dinero

Desde el año pasado, la CRB dictaminó que los servicios de Spotify, Apple Music, Pandora, entre otros deberían pagar un aumento de sueldo a los compositores y editores, una lucha que se originó, ya que estos plantean el hecho de que las compañías de transmisión se llevaban la mayor parte de las ganancias.

En este sentido, Spotify ha mencionado que paga de USD$ 0,006 a USD$ 0,0084 por transmisión, un monto que es dividido entre los titulares de derechos –compositores, editores, entre otros–, y que se opone a estas nuevas tasas de regalías, pues para la compañía estas perjudicarán “tanto a los licenciatarios de música como a los propietarios de derechos de autor”.

Pago en exceso

Un portavoz de Spotify ha mencionado que de acuerdo a sus cálculos, la compañía ha emitido un pago excesivo a compositores y editores mientras la decisión de la CRB estaba pendiente, pues como sabemos esta decisión aunque fue planteada en el 2018 no fue aprobada sino hasta febrero de 2019.

Dando como resultado que durante este tiempo la compañía estuviera pagando en exceso a la mayoría de los editores en el 2018.

Un equilibrio entre regalías y reembolso

Asimismo, Spotify menciona que las tasas establecidas por el CRB son la ley actual, y que estas serán cumplidas a cabalidad, no solo en el 2018, sino también “para los próximos años, en los que la cantidad pagada a los editores se incrementará significativamente”.

A su vez el portavoz destaca que en vez de cobrar el sobrepago, la compañía a optado por “extender el período de recuperación hasta el final de 2019”, con la finalidad de “minimizar el impacto del ajuste en las editoriales”.

Por lo pronto, no sabemos como terminará esto, pero lo que sí está claro es que Spotify no quedó muy contento con la decisión de la CRB y ha buscado un posible fallo en este dictamen.