El corazón tiene una capacidad limitada, y los resultados de una investigación dirigida por científicos de la Universidad McMaster en Ontario, Canadá, sugieren que la combinación de ejercicio intenso y emociones exaltadas puede ser una combinación demasiado difícil de soportar.

Si bien la actividad física regular tiene muchos beneficios, incluida la prevención de enfermedades del corazón, los autores del estudio recomendaron que una persona que esté enojada o molesta y quiera hacer ejercicio para desahogarse, no debería exceder su rutina normal y bajo ningún pretexto realizar ejercicio a niveles extremos.

Vapeadores tienen más probabilidades de dejar de fumar, pero también de recaer

Combinación peligrosa

Para el estudio, los investigadores encuestaron a casi 12.500 personas de 52 países que habían sufrido un ataque cardíaco por primera vez. Los participantes respondieron preguntas sobre las actividades que estaban realizando en la hora previa al ataque cardiaco, incluso si habían participado en una actividad física intensa o habían estado enojados o emocionalmente molestos.

Tanto el esfuerzo físico extremo como ciertas emociones, pueden afectar al cuerpo de manera que pueden aumentar el riesgo de una persona sufra un ataque cardíaco.

Los investigadores también preguntaron a los pacientes si habían participado en esas mismas actividades o si habían estado en los mismos estados emocionales durante la misma hora del día del día anterior al ataque al corazón.

Una vez recopilados y analizados estos datos, los investigadores encontraron que hacer ejercicio intenso mientras se está enojado o emocionalmente perturbado, estaba relacionado con un riesgo más de tres veces mayor de sufrir un ataque cardíaco en una hora.

Riesgo aumentado

Los investigadores también analizaron el ejercicio y el estrés emocional individualmente, con el fin de determinar si cada factor, por sí solo, afectaría el riesgo de ataque cardíaco. Encontraron que cada uno de estos factores duplicó el riesgo de una persona de sufrir un ataque cardíaco dentro de una hora.

La actividad física regular tiene muchos beneficios, incluida la prevención de enfermedades del corazón, por lo que es esencial para un estilo de vida saludable.

Los investigadores manifestaron que tanto el esfuerzo físico como ciertas emociones, pueden afectar al cuerpo de manera que puede aumentar el riesgo de ataque cardíaco de una persona. En ese sentido, el doctor Andrew Smyth, afiliado al Instituto de Investigación Sanitaria de la Universidad de McMaster y autor principal del estudio, comentó:

Un medicamento para el acné podría prevenir el endurecimiento arterial

“Ambos factores pueden aumentar la presión arterial y el ritmo cardíaco, cambiando el flujo de sangre a través de los vasos sanguíneos y reduciendo el suministro de sangre al corazón. Si una persona ya tiene vasos sanguíneos estrechos por la acumulación de placas, esto podría ser particularmente riesgoso”.

Los hallazgos de esta investigación, señalan los autores de estudio, son un buen recordatorio para tratar de mantener la calma y la concentración cuando se enfrenta a emociones extremas, y para evitar el ejercicio intenso durante esos momentos.

Referencia: Physical Activity and Anger or Emotional Upset as Triggers of Acute Myocardial Infarction. Circulation, 2016. https://doi.org/10.1161/circulationaha.116.023142

Más en TekCrispy