El destino de las empresas no está exceso de fracasos y errores, muy atrás quedaron los tiempos en los que una empresa hacía todo lo posible por ocultar sus errores y tomaban precauciones extremas para evitarlos, estancando hasta cierto punto a la innovación.

Los grandes cambios son procesos de ensayo y error, grandes corporaciones de esta época han asumido errores garrafales de maneras muy originales ganándose otra vez la confianza de sus consumidores.

Volkswagen: una deuda saldada

El gigante alemán ha entrado de lleno en la carrera por el dominio del mercado de autos eléctricos, sin embargo, su estrategia ha sido distinta a las demás.

La industria automotriz ha sido una de las más contaminantes de la historia y Volkswagen en general se ha visto envuelto en numerosos escándalos por su poca responsabilidad en el tratamiento de residuos y materiales contaminantes.

Sin embargo, han logrado darle una vuelta sacando una pieza publicitaria llamada ‘Hello Light’, en donde promociona sus autores eléctricos  con un mensaje ecológico enmarcado justo en el escándalo ecológico protagonizado por la empresa el año pasado siendo este nuevo modelo una manera de pedir perdón.

KFC: una disculpa con humor

En el 2018 en Inglaterra ocurrió un hecho inédito. Por un problema logístico en la distribución de pollos, 800 de 900 tiendas KFC tuvieron que cerrar porque no tenían su materia prima principal. Sin dudas, un escándalo.

Esto causó molestias entre sus clientes ya que muchos están habituados a consumirlos frecuentemente. La marca encontró una increíble manera de pedir disculpas a sus clientes ya que mediante un anuncio a toda página en el principal periódico de UK publicaron un juego de palabras que sacó más de una sonrisa a un consumidor molesto.

“FCK, we’re sorry”, seguido de un comunicado explicando la situación fue suficiente para enmendar el daño hecho en su imagen, y al mismo tiempo, quedó como una pieza memorable sobre pedir disculpas con humor.

PwC y el Óscar para La la land… Perdón ¡Moonlight!

Sin dudas la entrega de los Óscar 2016 será una de las más recordadas de la historia. Al momento de anunciar el premio más codiciado de la noche, la mejor película, hubo un error en la tarjeta que leyeron los presentadores, anunciando a La la land como ganador cuando en realidad Moonlight había ganado.

En medio de la confusión, miles de anuncios y teorías salieron a la luz, sin embargo, a los pocos días, la mundialmente conocida empresa de auditorías PwC reconoció haber cometido un error en el conteo de los votos, generando la confusión en el show televisivo. Mediante un comunicado formal anunciaron y reconocieron su error.

Wells Fargo, una disculpa con trayectoria

El éxito y fracaso de una empresa se basa en gran medida en que puedan ganarse la confianza de sus clientes, y más aún si se trata de un servicio relacionado con dinero.

La empresa de servicios financieros estadounidense, Wells Fargo, se vio envuelto en un gran escándalo al ser descubiertas varias cuentas fraudulentas además de diversos errores y omisiones por parte de su CEO, esto los llevó a una crisis de confianza que debía ser enmendada.

La respuesta de la empresa fue un spot publicitario en donde apelan a su historia, ya que esta empresa transporta y presta servicios financieros desde 1852, tomando en cuenta que los últimos años se han salido del sendero correcto. Sin embargo la pieza termina con un tono de recapacitación y cambios estructurales para solucionar sus problemas y recuperar la confianza de sus clientes.

Facebook: Here together

Ya es bien conocido los escándalos de Facebook con la privacidad. Millones de datos han sido vendidos sin autorización y usados para diversos motivos, desde el comercio hasta fines políticos.

Facebook en un intento para recuperar la confianza de sus usuarios ha apelado a la nostalgia buscando la manera de recordar los buenos momentos que pasaron en sus inicios. Sus primeros amigos, las fotos familiares, los momentos felices hasta hacer un corte abrupto en los problemas actuales, tales como el clickbait, las fake news y por supuesto, la privacidad.

La red social se compromete a ser más segura y quieren volver a ser un lugar dedicado al entretenimiento y las buenas memorias.

Tampones O.B. y sus 65.010 disculpas personalizadas

La famosa marca de tampones, O.B. tuvo que cerrar abruptamente una línea de productos ya que esta presentaba serios problemas de producción. Esto causó gran molestia en aquellas mujeres que estaban usando ese producto, por lo que la empresa se las ingenió para disculparse con cada una de ellas.

A una gran muestra le llegó un correo personalizado en donde la empresa se disculpaba por haber sacado el producto del mercado de una manera tan abrupta, este mensaje venía acompañado con un video musical en donde se aprecia en reiteradas ocasiones el nombre de la persona. Sin dudas, una buena idea.

Apology Advertising: ¿Realmente funciona?

Que una empresa se tome un tiempo prudencial para pedir disculpas es un hecho plausible y es muy bien visto por sus consumidores, sin embargo, la experta en publicidad Jody Hopelain explica que estos anuncios deben ser hechas de manera esporádica y que no deben coincidir varios en un mismo horario ya que se pierde veracidad ante la repetición de un mensaje.

Nos encanta la innovación, sin embargo, como usuarios sabemos que el camino para llegar a nuevas cosas está lleno de errores y equivocaciones. Es un signo positivo que las marcas pidan perdón, sin embargo, es nuestra responsabilidad como usuarios exigir y vigilar constantemente el comportamiento de las mismas para que la innovación no mute en algo perjudicial y podamos disfrutar sanamente de los cambios que nos depara el futuro.

Más en TekCrispy