Las enfermedades neurológicas autoinmunes también existen y sus consecuencias sobre el cerebro son inimaginables. Sin embargo, gracias al trabajo del doctor Josep Dalmau, premiado por la Fundación Lilly este mismo miércoles por toda su trayectoria, que ha estado dedicada a este tipo de afecciones, ahora es más fácil diagnosticarlas y curarlas.

Las sinaptopatías autoinmunes son “enfermedades muy raras” y que están producidas por un mal funcionamiento de las sinapsis, es decir, de las conexiones entre neuronas a través de los neurotransmisores, tal y como ha explicado el doctor Dalamau durante la rueda de prensa concedida por la Fundación Lilly. El problema es que no solo son estas terapias las que las causan, hace tiempo que se dan, pero nunca se había dado con la causa de estas afecciones que podían llegar a ser mortales.

Sin embargo, los estudios de Dalmau, investigador ICREA desde 2011 que, además, es uno de los neurólogos más influyentes a nivel mundial en las especialidades de neuroinmunología y neuro-oncología, han dado con un grupo de enfermedades neurológicas autoinmunes y ya hay 16 catalogadas desde 2007, tal y como ha explicado él mismo a la prensa.

Estas enfermedades tienen manifestaciones neurológicas con síntomas como pérdida de memoria, confusión, coma, movimientos anormales, crisis epilépticas, parálisis… Incluso, en algunos casos, “pueden parecer un cuadro psiquiátrico puro”, señala. Los afectados por este tipo de enfermedades suelen ser niños y jóvenes adultos y sus consecuencias, en muchas ocasiones, fatales.

Cuando el sistema inmunitario se vuelve contra el cerebro

Pero ¿qué causa las sinaptopatías autoinmunes? El problema reside, sobre todo, en el sistema inmunitario. Nuestro cuerpo se defiende de las células que son perjudiciales para nosotros, de ahí que se den síntomas como los mocos o la fiebre. Por tanto, la función principal de nuestro sistema inmunitario es defendernos. Sin embargo, si se equivoca puede presentar batalla contra células de nuestro propio cuerpo y, por ende, provocarnos problemas.

Universidad Johns Hopkins abre un nuevo centro de investigación psicodélica

Las causas de estas enfermedades pueden ser tumores “que expresan proteínas que normalmente solo se expresan en las neuronas”. “La presencia de estas proteínas en un tejido anómalo, como es el tumor, inicia una respuesta inmunológica dirigida no solo contra el tumor sino contra las células del cerebro que expresan dicha proteína”, ha explicado Dalmau. “Esto se traduce en una inflamación y un ataque inmunológico contra el cerebro”, provocando multitud de síntomas.

Puede pasar algo similar con una infección vírica del sistema nervioso: “Durante la infección se produce la liberación de proteínas neuronales que se exponen al sistema inmunitario generando la respuesta autoinmune”, ha detallado el neurólogo. “Existe la posibilidad de que el mismo virus tenga proteínas que se parezcan a las del sistema nervioso confundiendo al sistema inmunitario e iniciando una respuesta autoinmune no solo contra el virus sino también contra el cerebro”, indica.

Tratar estas enfermedades

El estado de expectativa está mediado por una aceleración de la actividad neuronal generada por ciertas poblaciones de neuronas.

El trabajo de Dalmau, reconocido ahora por la Fundación Lilly, pero también con otros premios internacionales como el Jacoby que le concedió la Asociación Americana de Neurología (ANA) en 2010, consiste en descubrir el mecanismo por el que se producen estas afecciones y realizar la descripción para que los médicos puedan diagnosticarlas. También ha desarrollado varios test, tanto de sangre como de líquido cefalorraquídeo, para que sea más fácil dar con ellas.

Esto es muy importante ya que hasta los estudios realizados por el doctor Dalmau no comenzaron, la mayoría de estas enfermedades eran de origen desconocido y ahora no solo se pueden catalogar todas bajo la misma etiqueta (sinaptopatías autoinmunes) sino que también se pueden tratar. “Las consecuencias de ello son importantes si se tiene en cuenta que se trata de enfermedades graves que pueden causar la muerte, pero que muchas son curables con inmunoterapia”, ha concluido.

Este artículo fue publicado originalmente en Hipertextual.

Más en TekCrispy