Foto: Reuters

Aunque Huawei continúa resistiendo las consecuencias de la prohibición comercial de EE.UU., el peso de no poder acceder a su cadena de suministro en el país norteamericano ha comenzado a afectar los pedidos de dispositivos emblemáticos de la compañía china.

Un nuevo informe de Digitimes, el fabricante de smartphones ha comenzado a reducir los pedidos para sus dispositivos de gama alta. A pesar de que Huawei se preparó para un eventual conflicto con EE.UU., la compañía ha recortado los pedidos de su línea emblemática P30, incluyendo el Huawei P30 Pro, el smartphone Premium más reciente de la compañía.

Actualmente, los operadores móviles de EE.UU. no pueden almacenar dispositivos de Huawei. Sin embargo, desde principios de este año el minorista B&H comenzó a ofrecer a los usuarios la versión latinoamericana del Huawei P30 y el P30 Lite. Según el informe, a raíz de la prohibición de EE.UU., B&H ya no ofrece estos dispositivos.

Siguen los problemas para Huawei

Digitimes afirmó además que Huawei también ha comenzado a reducir los pedidos para su próxima línea Mate 30, que llegará a partir de octubre. En esta serie de dispositivos destaca el Huawei Mate 30 Pro, el más avanzado que ha lanzado la compañía hasta la fecha. Sin embargo, no está claro cuáles son los elementos del smartphone cambiará tras la prohibición.

Estados Unidos podría restringir suministros de chips a Huawei

A menos que Huawei salga de la lista negra de entidades del Departamento de Comercio de EE.UU., es posible que los nuevos móviles del fabricante chino lleguen con su propio sistema operativo preinstalado. De hecho, Huawei ya cuenta con su propia tienda de apps, llamada App Gallery, pero aún debe ganarse el respaldo de los desarrolladores.

La compañía ha revelado previamente que espera reducir sus envíos a nivel internacional entre un 40 a un 60 por ciento este año, lo que claramente amenaza su actual posición en el mercado de smartphones e impide que pueda superar a Samsung en el liderato del sector.

Más en TekCrispy