Pixabay

El pasado 29 de mayo, un grupo de hackers logró acceder a los sistemas informáticos de la ciudad de Riviera Beach, en Florida, utilizando un ransomware que se extendió rápidamente en la red y comprometió el sistema de correo electrónico y las operaciones de la oficina del 911. En la nota de rescate de los datos comprometidos, los hackers exigieron un pago de US$ 600,000 en Bitcoin (BTC).

Tras varias semanas de acciones sin éxito para mitigar el ataque, el Concejo Municipal de la ciudad, votó de manera unánime para cumplir las exigencias de los hackers y recuperar los datos oficiales que fueron comprometidos. Asimismo, la institución votó para invertir US$ 1 millón en ordenadores nuevos luego del hackeo.

Según The Palm Beach Post, el ataque se produjo luego de que un trabajador del departamento de policía de la ciudad abrió un documento adjunto en un correo de phishing. El archivo contenía el malware que posteriormente se propagó en su ordenador y en todo el sistema informático de la ciudad. Posteriormente, The New York Times informó que la recompensa exigida por los hackers se reflejaba en BTC, y que su pago no necesariamente implicaba que los hackers ofrecerían la clave para desencriptar los archivos.

Bitdefender Internet Security 2020, la suite de seguridad mejorada para nuevas amenazas

Recomendación profesional

Las autoridades de Riviera Beach tomaron la decisión después de que los consultores de seguridad informática les instaron a pagar el rescate. Por su parte, se conoció que la compañía de seguros de la entidad se encargará de cubrir el pago.

A pesar de que esta no es la primera institución gubernamental que cumple con las exigencias de un hacker tras un ataque cibernético, muchas ciudades de EE.UU. se han negado a pagar por amenazas similares. Por ejemplo, Baltimore decidió no pagar los más de US$ 75,000 en BTC que los hackers demandaron tras hacer colapsar el sistema informático de la ciudad.

Más en TekCrispy