Science Robotic. 4, eaaw6844 (2019)

Un grupo de investigadores de la Universidad de Minnesota y la Universidad Carnegie Mellon ha dado un paso importante en el desarrollo de dispositivos robóticos no invasivos. En concreto, los expertos han utilizado una interfaz cerebro-máquina “no invasiva” (BCI, por sus siglas en inglés), y han creado el primer brazo robótico controlado por la mente que puede hacer un seguimiento del cursor en un ordenador.

Las BCI creadas hasta ahora han demostrado ser exitosas en el control de dispositivos robóticos, a través de señales detectadas por implantes en el cerebro. Sin embargo, todos los procedimientos actuales se consideran invasivos, ya que incluyen la realización de cirugías para implantarlos en los pacientes. Por esta razón, el uso de las BCI está limitado a las pruebas clínicas.

Gracias a la nueva BCI creada por los investigadores de Minnesota y Carnegie Mellon, sería posible cambiar esta realidad. Los expertos son realistas al reconocer que las BCI no invasivas requieren un proceso de desarrollo más lento, debido a su complejidad. Por ello, el proyecto aún se encuentra en su fase más temprana.

Un nuevo hallazgo

A través de un comunicado sobre la nueva BCI, Bin He, profesor y jefe del Departamento de Ingeniería Biomédica de Carnegie Mellon, afirmó que el equipo planea mejorar el nuevo sistema “paso a paso”. En este sentido, aseguró:

Ha habido importantes avances en los dispositivos robóticos controlados por la mente que utilizan implantes cerebrales. Es una ciencia excelente (…) Pero el objetivo final es el método no invasivo. Los avances en la decodificación neuronal y la utilidad práctica del control robótico no invasivo del brazo tendrán implicaciones importantes en el desarrollo eventual de neurorobóticos no invasivos.

Al crear su propio marco de desarrollo de BCI, los expertos incluyeron la participación del usuario, la resolución espacial de datos neuronales no invasivos mediante imágenes de EEG, y la capacitación de dispositivos. En las pruebas, el equipo encontró que el enfoque especializado para BCI no invasivos experimento casi un 60 por ciento en el aprendizaje de tareas de enfoque.

Finalmente, los expertos afirmaron que estos hallazgos podrían contribuir a la creación de BCI no invasivos a escala y sencillos de utilizar. De esta manera, mejoraría considerablemente la calidad de vida de los pacientes con discapacidades de movilidad.

Referencia: Noninvasive neuroimaging enhances continuous neural tracking for robotic device control. Science Robotics 19 Jun 2019: Vol. 4, Issue 31, eaaw6844. DOI: 10.1126/scirobotics.aaw6844