Foto: Reuters

El senador republicano por el Estado de Missouri, Josh Hawley, ha presentado un proyecto de ley que podría quitarles a los gigantes tecnológicos la inmunidad de la que gozan actualmente con respecto al contenido que se publica en sus plataformas.

Anteriormente, Hawley se unió con dos senadores del Partido Demócrata para enviar tres cartas a Facebook, Google y Apple, donde se plantearon interrogantes sobre la manera en que estas compañías manejan la privacidad de sus usuarios.

En el caso de Facebook, Hawley cuestionó al CEO de la compañía, Mark Zuckerberg, sobre la app de investigación que se distribuyó entre usuarios menores de edad, a los que la compañía les pagó para permitir la recopilación de datos de sus dispositivos. Asimismo, Hawley ha criticado la manera en que los algoritmos de YouTube pueden redirigir a los usuarios a videos de niños con poca ropa que incitan directamente a la pedofilia.

Responsabilidad de contenido

Ante esta situación, el senador anunció a principios de este mes un proyecto de ley que obligaría a las compañías que hacen vida en Internet a responsabilizarse por el contenido que se publica en sus plataformas. De esta manera, se eliminaría la inmunidad que reciben los gigantes tecnológicos de parte de la Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones de 1996.

De aprobarse esta propuesta, la ley afectaría únicamente a las compañías con sede en EE.UU. que tengan más de 30 millones de usuarios, US$ 500 millones en ingresos anuales, o 300 millones de usuarios a escala global. Evidentemente, Facebook, Twitter y Google, se verían afectados por la legislación.

Departamento de Justicia EE.UU. lanza revisión antimonopolio contra gigantes tecnológicos

Sin embargo, las empresas que se sometan a una auditoría cada dos años para probar a las autoridades que sus algoritmos y su plan de eliminación de contenido es “totalmente neutral”, obtendrán el beneficio de la inmunidad.

Sesgo político

Durante mucho tiempo, el presidente Donald Trump y la mayoría de los conservadores de EE.UU., han criticado los algoritmos de contenido de las principales plataformas de Internet, denunciando resultados de búsquedas sesgados, tweets eliminados injustamente, e incluso difamación contra los políticos de derecha.

La derogación del proyecto de ley de Hawley obligaría a cambiar su sistema editorial a un modelo donde cada publicación de los usuarios deba someterse a revisión antes de publicarse, evitando confiar en los algoritmos de recomendación y personal humano que analizan el contenido negativo mientras se propaga a millones de usuarios.

Evidentemente, la ley atentaría directamente con los modelos de negocio de estas compañías, que por lo general dependen de altos volúmenes de contenido publicado por sus usuarios. Además, daría carta blanca al gobierno para vigilar el discurso de los usuarios de las redes sociales y determinar lo que una persona puede publicar en Internet.

Más en TekCrispy