Foto: Caixin Global

Los movimientos estratégicos de los gigantes tecnológicos ante la guerra comercial de EE.UU. y China parecen estar en su punto más intenso. Apple, quien junto a Huawei está en el medio de esta disputa, se ha convertido en la preocupación de los inversionistas, luego de que el presidente Trump intensificó sus amenazas arancelarias contra Beijing, las cuales se traducirían en pérdidas de hasta US$ 300 mil millones en productos chinos.

La semana pasada, Foxconn, uno de los proveedores más importantes de Apple, aseguró que los precios y el suministro de iPhone no se verían afectados por la disputa entre ambos países. Sin embargo, un nuevo informe de Nikkei ha sugerido que Apple está avanzando hacia una restructuración de su cadena de suministro, con el objetivo de eludir cualquier acción perjudicial en su contra como parte de la guerra comercial.

Un movimiento cuidadoso

Según el informe, Apple ha solicitado a sus principales proveedores que analicen las implicaciones que tendría mover del 15 al 30 por ciento de su producción fuera de China, mientras el gigante de Cupertino prepara un cambio radical en su cadena de suministro.

La noticia está centrada en el iPhone para el mercado estadounidense. Sin embargo, Foxconn asegura que cuenta con la capacidad para enviar todos los iPhone hacia el país norteamericano para cumplir con la demanda de Apple, ya que el 25 por ciento de la producción del smartphone se ubica fuera de China.

Actualmente, Apple cuenta con más de 10,000 trabajadores en China, mientras que millones de personas dependen de empleos indirectos y de la producción de los de Cupertino. Por su parte, la relación entre Apple y Foxconn ha sido la mejor durante los últimos años, con la compañía estadounidense involucrándose directamente en las decisiones sobre la manera en que operan las fábricas de sus productos en China.

Código filtrado de iOS 13 muestra cómo funcionará 'Find My' para rastrear elementos

Esta relación ha propiciado buena parte del crecimiento de Apple y ha convertido a Foxconn en el mayor contratista de partes y dispositivos electrónicos del mundo. En el caso de Huawei, los rumores sobre un posible corte de producción de Foxconn desaceleraron el envío de smartphones de la compañía china.

En todo caso, Foxconn es apenas una de muchas compañías fabricantes y ensambladoras que podrían mover sus zonas de producción a causa de la guerra comercial entre EE.UU. y China. Aunque Apple está lejos de Android, y la lista negra de EE.UU. no le afecta en la misma medida que a Huawei, China representa el mercado más grande de Apple a nivel internacional, y donde se fabrica más del 90 por ciento de sus productos más emblemáticos.

Esto quiere decir que, cualquier regulación en materia de seguridad y control de exportaciones podría afectar a Apple, incluso si China no incluye en su lista negra de entidades comerciales a la compañía de Cupertino. En todo caso, el esquema de creación de los productos de Apple, cuyo diseño se realiza en EE.UU. y su ensamblaje se produce en China, podría cambiar muy pronto.

Más en TekCrispy